Cuando dejamos de sentirnos bien

Un poco de humor, para recuperar el buen humor

Reírnos y rodearnos de personas de risa contagiosa definitivamente nos hace bien…!!!

Cortometraje «Laughs!» (¡Carcajadas!), de Everynone.

Es muy importante dedicar tiempo a hacer las cosas que nos apasionan. Este video (en realidad la publicidad de un portal de búsqueda laboral) es un buen recordatorio.

Cortometraje «Abuela», publicidad de ZonaJobs.

Además…

Podemos vivir cualquier situación ordinaria como el momento único e irrepetible que en realidad es…

Foto con animación de una pareja bailando en la cocina

… o salir con amigos, o ir a una fiesta…

Foto con animación de una fiesta al aire libre, de noche

… o simplemente hacer una pausa para tomarnos un café…

Foto con animación de una mujer tomando un café

… o vestirnos elegantes aunque no sea una ocasión especial…

Foto con animación de una mujer elegante, detalle de su pollera y zapatos

… prestando atención a cada detalle, a cada uno de los pequeños milagros que encierra el momento presente.

Foto con animación de la lluvia sobre un charco, en otoño
Las imágenes son de Jamie Beck

Cuando dejamos de sentirnos bien

Leyendo algunos de los artículos de este blog podría pensarse que cualquier persona que aplique unas «sencillas recetas» estaría a las puertas de alcanzar la iluminación o algo parecido.

Sin embargo, aun cuando lleguemos a conocer ciertas técnicas para avanzar en este camino de autoconocimiento, muchas veces no somos capaces de aplicarlas el tiempo suficiente, las actividades de todos los días nos distraen, nos olvidamos, pensamientos negativos comienzan a alimentar a las emociones negativas… y dejamos de sentirnos bien.

Esto me pasó en las últimas semanas…!!!

Preparé entonces una serie de estrategias para cuando nos «salimos del camino». No son simples «recetas», sino ideas muy básicas y generales. Son varias y seguramente habrá muchas más. Los recursos a nuestro alcance suelen presentarse así: numerosos, diferentes y podemos elegir el que mejor se ajusta a nuestras preferencias.

16 maneras de atarse los cordones
Hay diferentes maneras de resolver un mismo problema… (imágenes de Ian’s Shoelace Site)

La oración

En cualquier momento en que nos demos cuenta de que no nos sentimos bien, que actuamos mecánicamente, en cuanto advertimos que no estamos «en nuestro centro», podemos dedicar apenas un momento a pronunciar mentalmente una breve oración pidiendo la claridad, el equilibrio y la alegría que perdimos.

Es muy importante reconocer con humildad que no somos nosotros los que llevamos a cabo nuestra propia evolución. Hay un Poder Superior que literalmente nos transforma, pero sólo si nos rendimos a Él.

Ho’oponopono

Siempre es bueno aplicar la técnica de Ho’oponopono, diciendo mentalmente: «Lo siento, Te amo» (podemos agregar también «Por favor perdóname, y Gracias»), dirigiéndonos a la Divinidad, reconociendo nuestra responsabilidad por la realidad (incluida nuestra propia realidad emocional) que creamos a cada instante.

Observarnos a nosotros mismos

Podemos por unos momentos tomar distancia de lo que estamos haciendo y pensando, y simplemente observarnos sin interferir con el discurso de nuestros pensamientos. La simple observación de esos procesos negativos, que habitualmente son «automáticos», los hace conscientes y los debilita.

Siempre es mejor reconocer y aceptar que estamos «fuera de nuestro centro» que forzarnos, que obligarnos a nosotros mismos a cambiar de actitud. Lo que resistimos, persiste.

Meditar

A través de la meditación creamos las condiciones para que puedan producirse cambios naturales y positivos en nuestra mente, al interrumpir transitoriamente la identificación con nuestro ego.

Hay muchísima información disponible en Internet acerca de diferentes técnicas de meditación. Basta con elegir alguna que nos resulte agradable de practicar. Para quien no tenga ninguna experiencia tal vez sea una buena idea simplemente recostarse durante 20 minutos y respirar lentamente, concentrándose exclusivamente en las sensaciones producidas por el aire al inspirar y espirar. La idea es interrumpir la interminable y desgastante corriente de nuestros pensamientos y conectarnos de manera consciente con el momento presente.

Leer, escuchar música, salir a caminar

Cualquier actividad que serene nuestra mente y que nos devuelva la paz, la serenidad y la alegría es un excelente camino para recuperar el equilibrio perdido.

Cuando estés entusiasmado, «en lo alto», mantente allí. Y cuando estés «en lo bajo»…  toma una siesta. O haz algo para cambiar tu estado. Lo que puedes lograr cuando estás «en lo alto» es mil veces más efectivo y beneficioso que lo que puedas hacer con mucho esfuerzo estando fuera de tu centro.

Esther Hicks

Aceptar… pero perseverar

Por último, aceptación y perseverancia son dos valiosas virtudes que de ninguna manera se excluyen entre sí. Es necesario aceptar incondicionalmente el momento presente, reconocer todo lo que nos ofrece y agradecerlo plenamente, aún si estamos «fuera de nuestro centro». Pero también en esos momentos de confusión podemos perseverar haciendo lo que esté a nuestro alcance (aunque sólo sea esperar pacientemente!) para continuar con nuestro aprendizaje.

Axel Piskulic

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

497 comentarios en “Cuando dejamos de sentirnos bien

  1. Axel, GRACIAS, una vez más me despertaste a la gran maravilla que el Ser Supremo nos regaló, la vida y cómo disfrutarla, a ser felices cada día.

  2. Muchas gracias Axel, mi agradecimiento eterno por compartir tus maravillosos artículos que me han ayudado a reflexionar sobre mi vida. Que Dios te bendiga hoy y siempre. Y como siempre recibe mi fraternal abrazo.

  3. Gracias por contagiarme de risa con tu video… y porque estás pendiente siempre de compartir muy oportunas enseñanzas para crecer en conocimiento.

    Dios te bendiga Axel.

  4. Holaaa, holaaaa…

    Muchas gracias, Axel:

    Un mensaje muy enriquecedor para los que sufrimos depresiones constantes.

    Siempre es bueno contar con alguna salida como aquí se menciona y no dejarnos caer. Y si caemos poder levantarnos con las herramientas necesarias.

    Mucha luz y paz a todos y todas.

  5. Es lo que me está pasando hoy por hoy, me siento atrapada en mí misma, no tengo trabajo, no soy yo… no estoy en paz y me doy cuenta de este cambio, a veces logro darme un poco de calma, pero en otras el llanto me invade, no estoy cómoda con quien está a mi lado. No sé, tengo esperanza y siempre fue así, que es una etapa más, solo que me cuesta mucho dejar de pensar y extraño verme sonreír. Igual gracias por las cosas que me envían, después de mucho tiempo de haberlos descubierto, hoy me he sentado a leerlos.

    Gracias

  6. Excelente mensaje!

    Este, como todos tus artículos, es un dulce y maravilloso regalo!

    Gracias, gracias, gracias por tanto!

    Que el Dios del Cielo continúe derramando bendiciones sobre ti y los tuyos!

  7. Gracias por este artículo, me hace mucho sentido, me llega en el momento indicado, al igual que todo lo que publicas Axel, necesitaba una palabra de aliento y la recibo siempre en este blog, gracias, gracias, gracias…

    NAMASTE

    ANDREA

  8. Hola Axel, como siempre genial tu artículo. Es así, amarse a uno mismo es fundamental. A través de la respiración he aprendido a estar conmigo misma desde lo más profundo de mi ser y esta muuuy bueno!!!!!!!!!!!

    Gracias…

  9. Gracias, gracias, gracias.. Cómo agradecer… primero a Dios y luego a ustedes por preocuparse por los demás. Es verdad, la práctica de Ho’oponopono evita que entren en la mente pensamiento negativos o aburridos, es la mejor forma de contrarrestar los malos momentos que la vida nos trae. Lo siento, lo siento mucho, por favor perdóname, te amo y gracias, son las palabras mágicas que curan el alma y sanan las memorias dolorosas que marcaron el subconsciente.

  10. Hola Axel!! La verdad que todas tus enseñanzas son de diez. Aprendo mucho leyendo día a día tus cosas y de a poco voy incorporando y conociendo más sobre este tema. Muy bueno lo tuyo.

  11. Muchas gracias Axel, son de mucha ayuda tus hermosas reflexiones, aunque me es tan difícil ponerlas en práctica, pero por lo menos me sacan un poquito de mi mundo.

    Muchas gracias y que Dios te Bendiga.

  12. Gracias por compartir sus artículos, sus enseñanzas, la verdad son de mucha ayuda. Me encantan todos, me hacen sentir muy bien, me cambian mi estado de ánimo para mejor. Que Dios continúe dándole sabiduría.

  13. Gracias por compartir tu forma de ver la vida. Tus artículos son de mucha ayuda para mí, hacen que pueda enfrentarla de otra manera. Los espero con ansias cada día.

  14. Me pone las pilas una de mis frases preferidas: «CUANDO LA VIDA TE TRAIGA LIMONES, HAZ LIMONADA».

    De hecho la escribí en la cámara de recambio de la bici y esta mañana he pinchado en un bosque y al ponerme a cambiar la cámara la he vuelto a leer. Me ha venido el subidón y quería compartirlo con vosotros.

  15. Hola Axel:

    Leer tu artículo era lo que necesitaba. Estoy pasando por un problema de familia realmente difícil y que no está en mis manos resolver. Retomaré lo que aquí nos recuerdas, para volver a mi armonía. Arduo trabajo me espera, pero como dicen «Al mal tiempo, buena cara»!!

    Bendiciones

  16. Hola Axel, me encanta todo lo que publicas. Espero poder aprender de todo lo que decís, soy una persona muy negativa y con la autoestima muy baja. Me cuesta aceptarme como soy, voy a tratar de seguir tus consejos. Gracias y saludos!!!

  17. No me cansaré de agradecerte querido Axel, tus enseñanzas me están cambiando para ser mejor persona, totalmente diferente en la forma de vivir.

    Gracias, mil veces Gracias.

  18. Hola Axel!! Eres un ángel, siempre aportando un poco de luz a mi vida. Estoy super agradecida por tus posts, es como si leyeras nuestras mentes, siempre hablando desde la realidad y no sólo dando información plana.

    Saludos desde Venezuela!! ☺

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *