Charles Chaplin, en la película Candilejas.

Los circos de pulgas son espectáculos montados en pequeños escenarios donde pulgas comunes, luego de un período de adiestramiento, son capaces de llevar a cabo sencillas pruebas. Estos circos tan particulares realmente existen y algunas «funciones» están registradas en videos que pueden verse, por ejemplo, en YouTube.

Toda la información disponible coincide en que la etapa inicial del entrenamiento de estas pulgas consiste en conseguir que dejen de saltar, para que puedan ser manipuladas con relativa facilidad y para que lleven a cabo satisfactoriamente sus números durante el espectáculo.

Pero, ¿cómo se hace para que una pulga abandone un hábito tan arraigado como el de saltar, si no hay manera de comunicarse con ella para transmitirle esa idea, por más sencilla que sea?

Bueno, el procedimiento es muy simple: se encierra a las pulgas en recipientes de vidrio, dentro de los cuales son completamente libres de saltar a su gusto. Pero, lógicamente, cada salto les representa un terrible golpe. Finalmente, en algún momento, seguramente luego de muchos golpes, las pulgas comprenden que deben dejar de saltar.

También nosotros, en nuestras vidas, somos libres de actuar a nuestro gusto. Sin embargo, muchas veces repetimos conductas que nos conducen a situaciones dolorosas. Y como algunos de nuestros hábitos están profundamente arraigados, repetimos una y otra vez esas actitudes que nos resistimos a cambiar, aún cuando siempre generen situaciones conflictivas a nuestro alrededor.

Es como si luego de haber interrumpido la comunicación profunda con los demás, con el Universo, con Dios, no quedara otro recurso que permitirnos cometer estos errores, confiando en que el dolor que nosotros mismos nos causamos, finalmente nos haga reflexionar y preguntarnos si no habrá una manera diferente de conducirnos en la vida.

Axel Piskulic

Esto no tiene por qué ser así

Si no puedes oír la Voz de Dios, es porque estás eligiendo no escucharla…

Cuando tu estado de ánimo te diga que has elegido equivocadamente, y esto es así siempre que no te sientes contento, reconoce que ello no tiene por qué ser así…

Cuando te sientas triste, reconoce que eso no tiene por qué ser así. Las depresiones proceden de una sensación de que careces de algo que deseas y no tienes. Recuerda que no careces de nada, excepto si así lo decides, y decide entonces de otra manera…

¿Te has detenido a pensar seriamente en las muchas oportunidades que has tenido de regocijarte y en cuántas has dejado pasar?

de «Un Curso de Milagros» (Cap. 4, IV)

Los auténticos circos de pulgas no son tan divertidos como el de este video, una secuencia de Candilejas, una de las últimas películas de Charles Chaplin:

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

139 comentarios en “Circo de pulgas

  1. Este artículo nos sirve para entender que los sentimientos muchas veces dependen de nosotros, pues, ante una situación desagradable tenemos la opción de elegir cómo sobrellevarla… aunque no sea tarea fácil. Admiro a las personas que pueden hacerlo 🙂

    Simplemente geniales todos los artículos.

    Saludos!

  2. Muchas veces es necesario golpearse repetidamente o fuerte para darte cuenta de que estabas equivocado… por mucho que te digan, si uno mismo no lo ve es imposible cambiar. Gracias por el tema!

  3. Gracias otra vez… me doy cuenta que estoy en primer curso del aprendizaje de pulga… pues de momento me voy dando trompazos en el cristal del bote… Espero poder aprobar la primera fase…

    Gracias Axel por tu blog… simplemente GENIAL…

  4. Cuánto agradezco Axel tu blog, cómo me ayudas a reflexionar para no fijar mi mente en lo que no tengo.

    Textos como estos hacen cambiar mi estado de ánimo, pues gracias a esta lectura que me has proporcionado he conseguido cambiar hoy los pensamientos y mirar todo lo que la vida me da.

    Muchas gracias Axel.

  5. Mil gracias por el artículo, es muy bueno y como nos coloca en una posición de análizarnos en el sentido que todo es una conducta y que está en nosotros seguir dándonos golpes como las pulgas para aprender.

  6. Liberarte de la tristeza te da alas de libertad, lo que rompe esas cadenas que te paralizan, que te dañan, es la luz de la conciencia, cuando ésta surge, te lleva hacia adelante sin mirar atrás más que para dar un suspiro y decir ¿cómo pude permitir y soportar tanto dolor?, ahora puedo vislumbrar nuevos horizontes en mi vida.

    Gracias Axel por este artículo aleccionador como todos los que me envías, hasta pronto.

  7. Oye tienes mucha razón, me dio mucha tristeza saber lo que le hacen a las pulgas porque las limitan y las hacen sufrir, pero me dolió más saber que si hay algo que no puedo hacer o sentir es por mi propia culpa, porque uno mismo se limita. Bien o mal, cuando se trata de alguien más a quien le limitan sentimos compasión, pero que hay al saber que yo mismo me limito?

    Buena reflexión.

  8. Hola

    Muchas gracias x este tema, tan interesante y d mucha reflexión. Me gusta mucho leer todo lo que nos mandas pues es justo lo que necesito para salir de donde estoy, espero poder seguir recibiendo tus mensajes para así sanar completa y definitivamente, sé que el camino será largo pero de mucha satisfacción.

    Gracias…

  9. Maravilloso Maestro! Qué suerte la mía el haberte encontrado y aunque tarde en aprender… al menos me doy cuenta que soy la mayor responsable, que soy quien tengo que llevar el timón para que este barco tome un mejor rumbo. Gracias infinitas, te amo Axel!

  10. Algunas veces creemos que tenemos que soportar acciones o palabras de las personas que amamos, creyendo erróneamente que es parte de su personalidad, sin embargo como mencionas en tu artículo… si lo que dice o hace una o varias personas te ocasiona tristeza, o esto hace que momentáneamente pierdas tu paz interior, es una señal de que algo no está bien, y es el momento de dejar, de soltar, antes de ocasionarnos más daño.

    Gracias Axel por compartir!

  11. Desde que conocí esta página cada día leo lo que nos mandan, muchas gracias.

    Claro, es cierto lo que señala el artículo, el cambio por supuesto depende de nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *