Perfeccionismo y autoestima

De vez en cuando me pasa que postergo el sentarme a escribir un nuevo artículo. Cualquier tarea pendiente me parece más importante que comenzar a escribir, y así va pasando el tiempo. Y cuando finalmente termino con las excusas y trato de empezar, nada se me ocurre. Las pocas ideas que tengo me parecen poco interesantes o demasiado obvias o inadecuadas por cualquier otra razón.

Aunque no siempre encuentro rápidamente la salida durante estos episodios en los que a veces quedo atrapado, por lo menos me conozco lo suficiente como para saber bastante bien cuál es su causa: es que a veces soy muy perfeccionista.

En el siguiente video puede verse a un perfeccionista en acción, un caso bastante grave…

Cortometraje «On the Level» (Nivelado), de Michael Rutter.
Gif animado de un dedo acusador

Al hablar de perfeccionistas no me refiero a las personas que simplemente hacen su mejor esfuerzo y tratan siempre de hacer un buen trabajo, sino a quienes desarrollaron esta estrategia para protegerse de la autocrítica ante el más mínimo error cometido. Y como al perfeccionista prácticamente nunca le resulta posible escapar de la propia crítica (porque cualquiera sea el resultado de su trabajo siempre habrá «algo» que podría haberse hecho un poco mejor), con frecuencia cualquier tarea es postergada, a veces indefinidamente.

Foto de un bebé, comiendo y disfrutando
Nadie nace siendo un perfeccionista obsesivo…
Foto de una niña perfeccionista dibujando en la pared
… pero podemos aprender rápidamente imitando a los mayores.

En lugar de referirme aquí a lo mucho que hay escrito acerca de este tema (muchos «tips», consejos y estrategias para «corregir este grave defecto»… que a veces parecen las propuestas de perfeccionistas incorregibles!), prefiero llamar la atención sobre un aspecto de este problema que me parece central: la necesidad de aceptarnos con nuestras limitaciones, de amarnos incondicionalmente, de desarrollar un saludable nivel de autoestima.

Para los que a veces nos quedamos atrapados en estos episodios de perfeccionismo:

Si conseguimos completar una tarea de manera impecable, muy bien! Pero si aprendemos a perdonarnos por postergarla o por cometer algunos errores, todavía mejor… porque es esta saludable actitud la que nos va a liberar definitivamente del problema del perfeccionismo y nos permitirá ser mucho más productivos y desarrollar completamente nuestro potencial.

Axel Piskulic

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

199 comentarios en “Perfeccionismo y autoestima

  1. El leer este artículo me causó compasión por este sentimiento que he albergado muchos años en la vida.

    Casi nunca me felicito de mis logros.

    Gracias. Fue de mucha ayuda.

  2. Me he reído con muchas ganas porque hace algún tiempo me pasó casi lo mismo con un cuadro, el que al fin de cuentas no pude nivelar y lo dejé tal cual. Al día siguiente le puse por atrás una tira de scotch doblada, y logré que se quedara derecho. Es verdad que me exijo demasiado pero el tiempo hace lo suyo y ya no logro desarrollar el trabajo diario igual que antes. Gracias Axel por estas enseñanzas que me hacen pensar que debo frenar mi modo de vida y tomar las cosas con más calma.

    ¡¡¡Gracias nuevamente!!!!

  3. Pac-Man y Frogger!!! Dos excelentes entretenimientos para los ratos de ocio! Si los habré jugado 😉 Ahora continúo pero con otros…

    Gracias de nuevo por tu artículo, muy bueno!!!!

  4. Evidenciando este tipo de actitudes en nosotros mismos, sanamos nuestro inconsciente, que en último término, es la fuente de todo malestar, algunos somos inconscientemente perfeccionistas por miedo al fracaso, otros por miedo a la desaprobación de los demás y de uno mismo, nos defendemos del malestar que esto causa en nosotros postergando o simplemente, no hacer para no arriesgar, ¿no es por eso que tantas personas se abandonan ante la televisión a la apatía?

  5. Este artículo me llegó a lo más profundo de mi ser, cuánta vida dejé de disfrutar y divertirme por la perfección jajajaja. La mayor perfección es darte cuenta de la imperfección y disfrutarla.

    Gracias por este perfecto artículo jajajaja, es genial!!!!

  6. Axel!!! Qué emoción, soy de Colombia y llevo más de un par de años siguiendo tu blog. Cada vez que a mi correo llega un mensaje promoviendo uno de tus artículos siento como si espiaras mi vida, porque llegas con ese consejo apropiado justo en el momento correcto. Deseo poder visitar Argentina y conocerte. Ojalá mis sueños se alineen con los objetivos del universo y me permitan lograr ese objetivo. Saludo!!!

  7. Un article molt interessant i directe que fa diana.

    Tots els articles que publiqueu són vitals per viure sense pors i conèixer-nos millor. A vegades obriu la porta dels secrets més íntims que no en teníem consciència de la seva existència.

    Gràcies per compartir aquests articles sempre tan útils.

    Maria Teresa Galan

  8. Gracias gran Axel por tan gran mensaje, el perfeccionismo en abuso es malo, hay que hacer las cosas bien y ser felices, vivir cada momento como si fuera el último, y me recordastes los juegos de antes…
    te amo
    se inmensamente feliz

  9. Útil y excelente artículo. Y sí… el perfeccionismo no es otra cosa que el no aceptar los propios errores o creer que uno puede con todo. Aceptar nuestras limitaciones y dejar el orgullo de lado, nos va a permitir pedir ayuda para que las cosas salgan mejor. Gracias por todos sus maravillosos artículos.

  10. Hola Axel!!

    Ahora que leí tu artículo, caí en cuenta que me ha pasado en varias ocasiones. Pero, no es por querer hacer las cosas perfectas, si no porque me cuesta trabajo seguir en una misma tarea por mucho tiempo. Lo que hago es tener dos o mas actividades. Por ejemplo: si voy a tejer, tejo dos prendas así las voy alternando.

    Será esto normal?? Bueno, como quiera que sea hasta ahora me ha dado resultado.

    Bendiciones

  11. Hola!!! Cómo estás Axel? Espero que superbien. La verdad que me encanta todo lo que escribís y también que espero al abrir mi mail encontrar uno tuyo.

    Gracias, gracias, gracias!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *