Perfeccionismo y autoestima

De vez en cuando me pasa que postergo el sentarme a escribir un nuevo artículo. Cualquier tarea pendiente me parece más importante que comenzar a escribir, y así va pasando el tiempo. Y cuando finalmente termino con las excusas y trato de empezar, nada se me ocurre. Las pocas ideas que tengo me parecen poco interesantes o demasiado obvias o inadecuadas por cualquier otra razón.

Aunque no siempre encuentro rápidamente la salida durante estos episodios en los que a veces quedo atrapado, por lo menos me conozco lo suficiente como para saber bastante bien cuál es su causa: es que a veces soy muy perfeccionista.

En el siguiente video puede verse a un perfeccionista en acción, un caso bastante grave…

Cortometraje «On the Level» (Nivelado), de Michael Rutter.
Gif animado de un dedo acusador

Al hablar de perfeccionistas no me refiero a las personas que simplemente hacen su mejor esfuerzo y tratan siempre de hacer un buen trabajo, sino a quienes desarrollaron esta estrategia para protegerse de la autocrítica ante el más mínimo error cometido. Y como al perfeccionista prácticamente nunca le resulta posible escapar de la propia crítica (porque cualquiera sea el resultado de su trabajo siempre habrá «algo» que podría haberse hecho un poco mejor), con frecuencia cualquier tarea es postergada, a veces indefinidamente.

Foto de un bebé, comiendo y disfrutando
Nadie nace siendo un perfeccionista obsesivo…
Foto de una niña perfeccionista dibujando en la pared
… pero podemos aprender rápidamente imitando a los mayores.

En lugar de referirme aquí a lo mucho que hay escrito acerca de este tema (muchos «tips», consejos y estrategias para «corregir este grave defecto»… que a veces parecen las propuestas de perfeccionistas incorregibles!), prefiero llamar la atención sobre un aspecto de este problema que me parece central: la necesidad de aceptarnos con nuestras limitaciones, de amarnos incondicionalmente, de desarrollar un saludable nivel de autoestima.

Para los que a veces nos quedamos atrapados en estos episodios de perfeccionismo:

Si conseguimos completar una tarea de manera impecable, muy bien! Pero si aprendemos a perdonarnos por postergarla o por cometer algunos errores, todavía mejor… porque es esta saludable actitud la que nos va a liberar definitivamente del problema del perfeccionismo y nos permitirá ser mucho más productivos y desarrollar completamente nuestro potencial.

Axel Piskulic

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

198 comentarios en “Perfeccionismo y autoestima

  1. Hola Axel, pues qué bueno que escribiste y le hiciste frente a la labor que has cumplido cabalmente y es la de hacernos ver hacia nuestro interior y aceptarnos tal cual somos. En hora buena, te quiero comentar algo que a muchos nos pasa o nos ha pasado alguna vez en nuestra vida. Das tanto que en ocasiones te quedas casi sin aliento por dar o darte sin medida ni prejuicio, sin embargo también es importante recibir y espero honestamente que los comentarios que hacemos con respecto a ti y a tu labor sirvan en parte para llenarte de energía positiva, Que Dios te siga iluminando y sigas siendo fuente inagotable de inspiración para todos nosotros. Un abrazo afectuoso.

  2. Wow! Me cayó como anillo al dedo, «el aceptarnos con nuestras limitaciones, de amarnos incondicionalmente», es algo con lo que trabajo día a día para aceptarme tal cual soy, con mis limitaciones. Me encanta todo lo que escribes y me anima mucho a seguir mejorando mi persona, GRACIAS AXEL, un abrazo con mucho cariño, eres un pedacito de cielo que le da luz a mi vida!

  3. Hola Axel, creo que a pesar de parecerme a mi juicio perfeccionista un articulo mucho más simple que otros que has publicado, me parece que hoy sí diste conmigo en el clavo, porque siempre estaba yo queriendo expresarte en cada uno de los artículos que publicabas, pero de la emoción no atinaba las palabras, me desanimaba, se me ocurrían miles de razones por las que no te gustaría lo que yo escribiera, o que quería escribir algo que llamara tanto tu atención para conocerte más personalmente, pero en vez de todo eso simplemente no hacía nada, por el sentimiento de no ser tan buenas como quisiera las palabras que te dirigiera, porque a mí me gustaría tocar el espíritu de cada persona con la que hablo, como en muchas ocasiones también lo hiciste tú, pero comprendo que a veces es mejor liberarse de todos los prejuicios y realizar las cosas un tanto deslucidas pero con todo el corazón, el enorme placer de hacer lo que amas cuando tienes la gana de hacerlo, aunque no te salga muy bien, cosa que tu también contribuiste para que mi mentalidad mejore en el concepto de vivir la vida lo mas feliz que se pueda, ¿o se quiera? creo que sí, más bien tiene que ver todo esto con querer, con actuar fielmente a este querer, y disfrutar de los resultados, sean cual fueran, jijiji espero no haber saturado tu página con semejante comentario pero es que tenía y tengo muchas cosas que decirte, y las diré luego, porque ahora simplemente no quiero, un abrazo… perdón jijiji

    Martha

  4. Hola Axel, gracias por compartir tus sentimientos, tus palabras llegan hoy para reforzar lo que estoy viviendo desde septiembre del año pasado. Soy artesana, y he sido muy perfeccionista. Actualmente, por esas vueltas que da la vida, laboro como instructora de manualidades para chicos especiales. Como podrás imaginar, valorar el éxito de sus trabajos desde sus limitaciones me ha dado otra visión. Cada día es una experiencia única…

    Dios te bendiga y te siga dando la sabiduría para ayudarnos a crecer como seres humanos…

  5. Hola Axel, excelente mensaje, me pasa muchas veces el postergar tareas, para terminar haciéndolas cuando ya tengo otras muchas más pendientes y siempre con el deseo de hacerlas lo mejor posible, qué estrés, en fin trato de modelar mis pensamientos evitando q se me acumulen tareas en mi trabajo y en mi hogar, una eterna lucha, me encantan tus mensajes, me proporcionan paz espiritual, mil gracias.

  6. Me reí tanto cuando recibí tu página, porque tengo 66 años y siempre me di el gusto de dejar cosas de la casa por jugar un rato, o ver dibujos animados. Pero lo mejor es que hoy al mediodía hice un poco tarde la comida por jugar un juego en la compu que me enseño mi nieto.

    Estoy contenta con mi forma, aunque a veces soy el comentario de los perfeccionistas. Ja, ja, ja…

    Un gran beso y siempre tan oportuno… nunca cambies.

  7. Mensaje de Axel para todos:

    Muchísimas gracias por visitar el sitio (y por volver!), y especialmente GRACIAS a los que dejan sus comentarios.

    Le mando un gran abrazo a cada uno…!!!

    Axel

  8. Excelente este tema, quién no ha postergado cosas por esperar a que queden mejor? He aprendido que en la vida se cometen errores y eso no es para morirse, al contrario, a veces sirven de impulso para seguir avanzando.

    Voy a jugar un ratito Pacman es uno de mis juegos favoritos!!!

    Gracias y saludos

  9. Hola, Axel. Muy interesante tu tema, precisamente en estos momentos que me llega tu correo estoy trabajando en ese tema, la postergación, gracias por tu escrito, siempre tienes cosas muy interesantes que compartir, mil gracias, no tardes tanto en escribir.

    Saludos

  10. Axel… un gusto como siempre poder leerte y sobre todo apreciar un punto de vista tan similar.

    Tienes el don de plasmar lo que piensas y sientes de manera única, cosa que en lo personal debo de agradecer como lector.

    Esperamos más relatos y uno que otro error no importa… 😀 porque al final de todo, así es Axel Piskulic tan humano como nosotros.

    Lindo día!

  11. ¡¿Cómo se te extrañaba Axel?!

    Gracias por hacernos despertar, gracias por ser y estar, pero sobre todo, gracias por hacernos recordar la simpleza de nuestra niñez al jugar Pacman. Yo lo adoraba, era obsesivo!!!

    No te alejes tanto.

    Saludos y bendiciones.

    Emma – México.

  12. Apreciado Axel: Entiendo la época de estío intelectual y en tu caso, habiendo personas expectantes a tus comentarios, es fácil caer en ese bache llamado «postergar lo importante». Grandes escritores pasan por esas etapas y las superan con escritos que llegan a la mente humana, con sencillez y efectividad. Pues la humildad de aceptar es el primer paso a superar la sequía. Y el segundo, dejar al corazón que hable sus emociones y a la mente deje saber sus pensamientos.

    No hay reproche, solo extrañeza. No hay alejamiento, solo un respiro. Así que hay alegría y júbilo al saber se trató de algo comprensible y no de un obstáculo insalvable. Bienvenido Amigo. Te felicito.

  13. Hola mil gracias, me pareció muy bueno. No me considero perfeccionista pero a un amigo le caerá de maravilla.

    Un favor enorme, estoy pasando un duelo muy grande. Es que después de 40 años me atreví a enfrentar un abuso sexual.

    Y mis emociones e integridad están desbocados. ¿Puedes recomendarme algo? Lo necesito muchísimo.

    Mil gracias.

    Respuesta de Axel para María Inés:

    Hola María Inés… Te envié un mail con material que espero que te sirva en este momento difícil…

    Te mando un gran abrazo!!!

    Axel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *