Diferentes temas de carácter «espiritual», como la Ley de Atracción, la identificación con el ego, la «separación» y la capacidad de amar incondicionalmente, tienen una relación muy estrecha con el grado de consciencia con el que experimentamos el momento presente.

Una adolescente disfrutando el momento presente (Self Made Lemonade, Photo de Rona Keller)
Foto de Rona Keller

Eckhart Tolle relaciona la posibilidad de alcanzar la prosperidad en nuestras vidas con la experiencia de vivir plenamente el momento presente:

Foto de Eckhart Tolle

Pregúntate qué «problema» tienes ahora mismo, no el año próximo, mañana o dentro de cinco minutos. ¿Qué está mal en este momento?

Por ejemplo, mucha gente espera que le llegue la prosperidad, pero ésta no puede llegar en el futuro. Cuando honras, reconoces y aceptas plenamente tu realidad presente (dónde estás, quién eres y lo que estás haciendo ahora mismo), cuando aceptas plenamente aquello de lo que dispones, entonces agradeces lo que tienes, agradeces lo que es, agradeces Ser. La verdadera prosperidad es sentirse agradecido por el momento presente y por la plenitud de la vida ahora mismo. No puede llegar en el futuro. Más adelante, con el tiempo, esa prosperidad se manifestará de diversas formas.

de «Practicando el poder del ahora»

También el amor hacia nosotros mismos es una consecuencia natural de experimentar plenamente el momento presente. Comprendiendo que en este brevísimo instante no hay carencias ni fracasos, como señala Tolle, entonces no hay razones para reclamarnos nada a nosotros mismos, ni para señalarnos errores ni hacernos reproches. De esta manera se nos hace fácil aceptarnos tal como somos, ya no podemos sentirnos defraudados por ser quienes somos o por hacer lo que hacemos. Entonces podemos experimentar de manera espontánea el amor incondicional hacia nosotros mismos. Y amarnos a nosotros mismos es imprescindible para poder amar a los demás.

Además, la experiencia de separación (de Dios, de los demás, de la Naturaleza) es consecuencia de vivir «desconectados» del momento presente. El continuo discurso de nuestros pensamientos (la esencia misma del ego), acapara nuestra atención y nos distrae de la única experiencia real a nuestro alcance: vivir plenamente el momento presente. Dice Eckhart Tolle:

La razón por la cual vivimos en la ilusión de la separación es el pensamiento compulsivo. Es cuando permanecemos atrapados en el torrente incesante de pensamientos compulsivos que el Universo realmente se aparta de nosotros y perdemos la capacidad de sentir la conexión entre todo lo que existe.

de «Una nueva tierra»

Y por último, un video que tal vez sirva para comprobar cómo nuestra atención se ve atraída más por las ideas que por los sencillos hechos que nos propone el momento presente…

Axel Piskulic

«¿Quién mató a Lord Smithe?», de Transport for London.

Descargar este artículo para poder imprimirlo o enviarlo por e-mail.

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

163 comentarios en “Maravillosa síntesis

  1. Muy bueno este comentario, vamos tan deprisa y nos dejamos atrapar por todo nuestro entorno, lo malo, lo bueno, etc., que nunca estamos en el presente, siempre estamos pensando en lo que pasó hace cinco minutos y eso es un gran error de nosotros como seres humanos, y qué difícil es no estar
    siempre en nuestro presente…

    Gracias, muy bueno tu artículo a ver si nos ubicamos más, gracias…

  2. Buenas Tardes Axel:
    Hay cosas que nos cuesta trabajo entender, como conectarnos con nosotros mismos o aceptarnos tal y como somos, tenemos muchos bombardeos de que tenemos que ser mejor que nuestros amigos, compañeros.

    Conozco una persona que a su propio hijo lo condiciona para que sea líder, tenga los mejores resultados en la escuela y tiene que ser empresario cuando sea grande.

    Su hijo se molesta con su papá porque no le agrada que no lo deje ser o hacer lo que le gusta.

    Gracias por los bonitos mensajes, y te agradezco que nos orientes.

  3. Qué lindo artículo, me gusta mucho el hecho de estar viviendo el momento presente, a veces se dificulta pero seguiremos en la lucha. Que Dios los bendiga por estos artículos y vídeos tan maravillosos…

    Éxitos!!!!!!!!!!!!!

  4. Hola a todos, muy real, el mundo de hoy nos llena de ilusiones y nos seduce a comprar soluciones mágicas y olvidamos a que venimos.

    A SER FELICES!!!!!!

    Esto me recuerda:

    «NO estás deprimido, estás distraído.»

    Lo bueno de tropezar es que tienes oportunidad de demostrarte a ti mismo que puedes levantarte a pesar de la situación, momento o circunstancia y seguir, crear un nuevo amanecer y quien te diga sea más HERMOSO del que soñabas…

    Muchas gracias!!!!!!

  5. Gracias mil por todos sus artículos, siempre los leo con interés y trabajo en mí a partir de ellos.

    Me ayudan mucho en este momento de mi vida.

    Dios les cuide y les guarde

  6. Gracias, pienso que en eso consiste la meditación en vivir el aquí y el ahora disfrutándolo y agradeciendo. Gracias, excelente artículo, abrazos fuertes.

  7. Hola Axel!!! Muchas gracias por todos tus artículos, porque hay algunos que me llegan cuando más los necesito y puedo llegar a quererme aunque sea un poquito. Gracias!!!

  8. La verdad es que de este artículo de amarse a sí mismo se puede sacar mucho, pero yo por lo que he leído en esta columna, no me he enterado mucho.

    FELIZ Y PROSPERO AÑO NUEVO 2014

    Jordi S.G.

  9. Hola Axel: Te cuento que mucho tiempo viví la experiencia de separación, sobre todo de Dios y de la Naturaleza y claro la esencia de mi ego acaparaba mi atención, no vivía el momento presente, mi vida era un completo caos, hoy poco a poco he ido combatiendo contra mis pensamientos de los cuales era una esclava, me he reencontrado con Dios, he redescubierto la Naturaleza y los resultados son maravillosos, vivo en paz, tranquila, disfruto cada momento de mi nueva vida, trato de estar conectada con todo lo que existe, vivo el aquí y el ahora.

    Gracias por alumbrar mi camino con tus luces, hasta pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *