Dos mujeres, una feliz y otra triste.

Mi madre siempre me decía que la felicidad es la clave para la vida. Cuando fui a la escuela, me preguntaron qué quería ser cuando fuera grande. Dije «feliz». Me dijeron que no entendía la pregunta…

Y yo les respondí que ellos no entendían la vida.

John Lennon

Si me preguntaran si soy completamente feliz, mi respuesta sería, prácticamente siempre, que no. Que lo sería si algunas circunstancias mejoraran, cambiaran o se resolvieran favorablemente. Casi siempre faltaría «algo» para sentirme feliz o, al menos, para sentirme plenamente feliz.

La vida muchas veces parece reducirse a tratar de modificar ese conjunto de circunstancias que «están mal», que serían las que nos impiden ser plenamente felices.

No habría nada de malo en esto si alguna vez realmente pudiéramos resolver esos innumerables problemas y finalmente alcanzáramos el estado de bienestar que tanto anhelamos. Pero pasan los años y esto parece suceder muy pocas veces.

La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada.

Soren Kierkegaard

Tal vez el único problema real sea haber aceptado esta regla equivocada, haber adoptado la creencia de que la felicidad depende de la solución de ciertos problemas.

Quizás, si nos permitiéramos revisar nuestras creencias (que son las reglas con las que «jugamos» este juego tan particular que es la vida), podríamos definirlas de manera que podamos sentirnos bien siempre, con relativa independencia de lo que pase «afuera».

La vida no es esperar a que pase la tormenta. Es aprender a bailar bajo la lluvia.

¿Y si estuviéramos participando del «juego de la vida» con mucho empeño y con todo nuestro entusiasmo… pero ajustándonos a unas reglas equivocadas?

El ser humano tiene la creencia errónea de que necesita algo para ser feliz. (del libro 'El esclavo', de  Francisco J. Ángel
De ‘El esclavo’, de Francisco J. Ángel.

En cada momento de nuestras vidas, en cada circunstancia, casi sin excepciones, existen los suficientes elementos maravillosos como para colmarnos de dicha, de felicidad plena. Pero en lugar de asombrarnos y de disfrutar de lo que cada instante nos ofrece, pasamos por alto esos pequeños milagros, los consideramos ordinarios, naturales y cotidianos, y, en cambio, destacamos y nos concentramos en eso de lo que el momento carece.

La mejor «regla», entonces, es apreciar en cada circunstancia aquello con lo que la vida nos está agasajando, y disfrutarlo plenamente. Lo que hoy no tenemos (¡lo que no tenemos todavía!) será tal vez eso con lo que la vida, generosa y abundante siempre, nos sorprenderá en algún otro momento irrepetible…

Axel Piskulic

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

249 comentarios en “Las reglas del juego

  1. Axel,

    Gracias por esos mensajes. Normalmente nunca agradecemos los momentos presentes, tampoco lo que somos y lo que tenemos.

    Gracias por recordarlo.

  2. Amigo Axel, esto tiene mucho que ver con el hecho de que hemos aprendido a vivir en el pasado y a esperar la felicidad en el futuro cuando mejoren las circunstancias negativas. Por supuesto, si nunca estamos en el presente, es imposible que podamos disfrutar de las cosas buenas que nos presenta la vida.

    Hasta que no cambiemos las reglas del juego, nunca ganaremos.

    Un abrazo amigo Axel.

  3. Hola, solo una pregunta: cuando alguien te dice solo déjate amar y vive el momento, ¿qué se puede pensar, que no importa el mañana, que no importa si mañana te aman o no???, ¿que se puede pensar de eso…?

    Me podrías explicar.

    Gracias.

    Respuesta de Axel para María:

    Hola María! Muchas gracias por la visita y por tu mensaje. Tu pregunta es para hacérsela más bien a quien te dice eso («solo déjate amar y vive el momento»), para que nos explique a qué se refiere exactamente. Yo sólo puedo compartir una reflexión más general, que tal vez se pueda relacionar con esa idea.

    Claro que importa el mañana, pero el control que podamos ejercer sobre ese mañana a través de nuestros pensamientos es muy poco. Podemos tomar algunas precauciones y prever algunas pocas posibilidades, pero nada más.

    En cambio sí podemos experimentar completamente el momento presente. Pensar y experimentar son dos acciones que se excluyen mutuamente. Si experimentamos plenamente el presente estamos completamente atentos a lo que estamos haciendo o a lo que está sucediendo. No hay lugar para pensamientos, todo es atención, experiencia y sensaciones.

    En cambio si dedicamos el momento presente a pensar, nuestra atención irá del pasado al futuro, normalmente «rumiando» recuerdos de lo que pasó y preocupaciones por lo que podría suceder.

    Claro que a veces hay que actuar y a veces hay que pensar. Pero como en la actualidad lo más frecuente es que nuestros pensamientos no se detengan nunca, que esa voz interior con la que se expresan nuestros pensamientos literalmente no se calle nunca, entonces lo que hace falta es llamar la atención sobre la necesidad de vivir conscientemente el momento presente, sobre la necesidad de actuar, de sentir y de observar lo que nos rodea, pero en completo silencio interior. Si estuviera en pareja trataría de disfrutar de cada momento con mi mujer, experimentando plenamente cada contacto, cada actividad, cada sensación… y trataría de no pensar si mañana me querrán o no, o si mañana me sentiré a gusto con esa mujer o no, etc.

    Realmente no podemos ejercer prácticamente ningún control real sobre el futuro con nuestros pensamientos, y por otro lado el incesante flujo de los pensamientos «nos roba» la única experiencia real que existe, la de vivir conscientemente el momento presente.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel

  4. Hola Axel, siempre espero la llegada de tus mail, me enriquecen mucho el alma! Pero vos qué creés, por qué a veces nos cuesta poner en «practica» lo que sabemos o lo que aprendemos?

    Desde ya muchas gracias!

    Respuesta de Axel para Patricia:

    Hola Patricia! Muchas gracias por tu mensaje y por seguir el blog.

    Nuestros hábitos y nuestras creencias se fueron estructurando a lo largo de mucho tiempo y pueden estar muy arraigados, por eso para cambiarlos tal vez tengamos que sostener nuestra intención y nuestro esfuerzo a lo largo de un cierto tiempo.

    Pero siempre vamos evolucionando o avanzando. Lo hacemos a la velocidad que es posible avanzar dada nuestra condición actual, nuestra historia personal y de acuerdo a los recursos, tiempo, etc., de que disponemos. Habrá que tratar entonces de recorrer nuestro camino con paciencia y alegría a la velocidad que podamos hacerlo.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel

  5. «Disfrutar lo que cada instante nos ofrece…». Yo recomiendo hacer algo que me resulta muy placentero, mirar al cielo unos instantes poco antes del amanecer o casi a punto de anochecer, es verdaderamente tranquilizante y renovador de energías, me atrevo a pensar que en esos instantes antes de salir completamente el sol o de ponerse completamente no me hace falta nada, inténtenlo se los recomiendo, no piensen en nada sólo vivan el momento, es un regalo de la vida, ah! y es gratis.

  6. Hola, la verdad me gustó mucho, y quisiera saber si este artículo lo sacaste de algún libro del que yo pueda leer y llenarme más de conocimientos quisiera saber más, gracias. Todo muy interesante.

    Respuesta de Axel para Ana:

    Hola! Muchas gracias por tu mensaje… Estos textos son sólo reflexiones mías (salvo las frases, claro!) que no están en forma de libro, sólo aparecen aquí en mi blog. Pero te recomiendo por ejemplo el libro «Pide y se te dará – Cuaderno de trabajo», que tiene ideas y ejercicios muy simples que pueden aplicarse inmediatamente para sentirse cada vez mejor.

    Te mando muchos cariños…!!!

    Axel

  7. Axel, tengo 21 años y estaba en una etapa de mi vida que veía sin rumbo y terrible de no acabar pero gracias a tus mensajes tome en cuenta lo maravilloso de las experiencias de vivir y a dejar de lado un gran temor que me tenía paralizada!!!

    Gracias, espero que sigas escribiendo porque conocí el blog hace mas o menos 2 meses y no he visto las actualizaciones, si tienes otra página o contuarúas aquí me encantaría saberlo!!! Ya que ya leí y revisé cada articulo y cada video :D!!!!

    Gracias por todo, cuidate y felicidad!!!

    Respuesta de Axel:

    Hola Marcela! Muchas gracias por tu mensaje! Muy pronto habrá nuevos artículos (lo prometo!).

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel

  8. Gracias por este maravilloso mensaje. Que Dios te bendiga y te de mucha más sabiduría para compartir con nosotros, tan necesitados de ella. De nuevo muchas gracias Axel. Te amo.

  9. Hola Axel! Gracias por compartir tus mensajes, hay que disfrutar la vida cada minuto, cada suspiro en este mundo maravilloso que Dios nos ha dado lleno de bendiciones, y como dices hay que desear para recibir todas esas bendiciones que tiene el Creador para cada uno de nosotros, claro está siempre que cumplamos sus mandamientos, amar al prójimo como a ti mismo.

    Te quiero mucho, Dios te bendiga y guarde te éxito y gracia.

    ¡Besos y abrazos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *