Dos mujeres, una feliz y otra triste.

Mi madre siempre me decía que la felicidad es la clave para la vida. Cuando fui a la escuela, me preguntaron qué quería ser cuando fuera grande. Dije «feliz». Me dijeron que no entendía la pregunta…

Y yo les respondí que ellos no entendían la vida.

John Lennon

Si me preguntaran si soy completamente feliz, mi respuesta sería, prácticamente siempre, que no. Que lo sería si algunas circunstancias mejoraran, cambiaran o se resolvieran favorablemente. Casi siempre faltaría «algo» para sentirme feliz o, al menos, para sentirme plenamente feliz.

La vida muchas veces parece reducirse a tratar de modificar ese conjunto de circunstancias que «están mal», que serían las que nos impiden ser plenamente felices.

No habría nada de malo en esto si alguna vez realmente pudiéramos resolver esos innumerables problemas y finalmente alcanzáramos el estado de bienestar que tanto anhelamos. Pero pasan los años y esto parece suceder muy pocas veces.

La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada.

Soren Kierkegaard

Tal vez el único problema real sea haber aceptado esta regla equivocada, haber adoptado la creencia de que la felicidad depende de la solución de ciertos problemas.

Quizás, si nos permitiéramos revisar nuestras creencias (que son las reglas con las que «jugamos» este juego tan particular que es la vida), podríamos definirlas de manera que podamos sentirnos bien siempre, con relativa independencia de lo que pase «afuera».

La vida no es esperar a que pase la tormenta. Es aprender a bailar bajo la lluvia.

¿Y si estuviéramos participando del «juego de la vida» con mucho empeño y con todo nuestro entusiasmo… pero ajustándonos a unas reglas equivocadas?

El ser humano tiene la creencia errónea de que necesita algo para ser feliz. (del libro 'El esclavo', de  Francisco J. Ángel
De ‘El esclavo’, de Francisco J. Ángel.

En cada momento de nuestras vidas, en cada circunstancia, casi sin excepciones, existen los suficientes elementos maravillosos como para colmarnos de dicha, de felicidad plena. Pero en lugar de asombrarnos y de disfrutar de lo que cada instante nos ofrece, pasamos por alto esos pequeños milagros, los consideramos ordinarios, naturales y cotidianos, y, en cambio, destacamos y nos concentramos en eso de lo que el momento carece.

La mejor «regla», entonces, es apreciar en cada circunstancia aquello con lo que la vida nos está agasajando, y disfrutarlo plenamente. Lo que hoy no tenemos (¡lo que no tenemos todavía!) será tal vez eso con lo que la vida, generosa y abundante siempre, nos sorprenderá en algún otro momento irrepetible…

Axel Piskulic

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

249 comentarios en “Las reglas del juego

  1. Qué hermoso, a mí me gusta cuando envías esas páginas tan hermosas y alentadoras, y es cierto a veces creemos tenerlo todo y no poseemos más q el cielo y un dolor en la vida, pero como dices hay q tratar siempre de ver la realidad q nos rodea, aprender y poder más adelante bailar bajo la lluvia, gracias y mil bendiciones.

    Elena

  2. Hola Axel!

    Cuando YO MISMA me pregunto si soy feliz, la respuesta indefectiblemente es SÍ, siempre. ¿Raro no? Sí, puedo sentir la soledad, puedo sentir la necesidad de algo, puedo extrañar, puedo sentirme «atrás» en ciertos aspectos materiales de la vida. Mas en el fondo de mi ser, y te soy sincera, no me interesa fingir o ser falsa, la respuesta que sale sola es un «soy feliz, me siento feliz». Y es que desde que tengo recuerdo que puedo disfrutar de todo lo pequeño. Que se me olvida, se me olvida eh! Pero en mi caso, no es cuestión de recordarlo, enseguida mi vista se posa en donde debe y es con un simple contemplar del sol entre las hojas de los árboles mientras voy en colectivo, que ya me lo recuerda. Y siempre llego a ese punto.

    Por eso, relaaaaxxx… cuesta, no es fácil, pero la experiencia me dice que a cada uno en su vida su propia experiencia lo guía. Y cada quién sabe qué busca y qué quiere.

    Besote grande!

    S.~

  3. Nos pasa un poco como aquello que cantaba Amparo Ochoa acerca de la vida: «se va la vida como la mugre en el lavadero»… y hay veces que seguimos pensando que en este juego de la vida lo sabemos todo, y pues… no, no vale, es importante hacer un alto y aceptar que a veces también se pierde, como aceptando que nuestras jugadas no han sido las mejores verdad. Y que esto nos sirve para seguir construyéndonos. Me encantó el juego del Gatito. Sobre todo por el mensaje de que los otros también tienen derecho a decidir estar con nosotros o irse. Gracias por el momento de reflexión, un fuerte Abrazo para ti Axel.

  4. Gracias por un artículo más… siempre me caen a pelo, la verdad se acumulan los problemas, no porque no los resuelva, sino porque a pesar de ellos sigo adelante, pero el dejarlos a un lado complican en un momento dado, y ya no se puede hacer nada. Pero supongo que aunque los solucione a tiempo… seguirá pasando, cosa que no puedo controlar, evitar, y debo afrontar.

    Nuevamente gracias, y buena suerte.

  5. Hola de nuevo, no puedo evitar pensar que este artículo va para mí. Si tengo que ser sincera me he quedado con el mensaje pero no llego a capturar en mi mente todo a la perfección, tendré que analizar más despacio todo lo que cuentas, pero tengo que decir que me ha gustado mucho.

    Muchas gracias.

  6. Tenés que saber que es muy importante lo que hacés; en éste mundo de indiferencias y de que cada cual «cuida su quintita», vos regalás parte de tu valioso tiempo para ayudar y acompañar a otros… tocás almas amigo!!!! La vida es muy complicada, hay muchas voluntades entremezcladas y como si fuera poco, malas ideas que la gente elige para que rijan su vida, con las consecuentes frustraciones y amarguras para ellos y para quienes interactúan con ellos… Y que vos llegues a otros con todas éstas ideas y principios luminosos es maravilloso porque, sabés?, le das una mano a más de una persona que se siente sola, confusa e incomprendida. No dejo de pensar en que en el mundo hay un millón de suicidios al año, uno cada 40 segundos!!!! (Googlealo si te parece exagerado o no lo sabías…) y no todos están dementes cuando lo hacen, muchas veces, la más absoluta y espantosa soledad es lo que determina ésto. Por eso, Muchas Gracias por tender una mano, Axel.

    Marcela 🙂

  7. Gracias Axel!

    Gracias por estos momentos y por estar en ese cruce de caminos, cuando todo me parecía tan oscuro y me mostraste que la luz seguía ahí.

    Lo siento, perdóname, gracias, te amo…

    Teresita

  8. Que hermoso Axel…! El tema de las creencias es todo un TEMA, pienso que es una de las razones por las cuales no podemos ser libres y vivir la vida a pleno, no nos dejan ver lo lindo de la vida, porque con la creencias sólo nos enseñaron a cuestionar… son recetas hechas que no nos dejan experimentar la vida y hacer nuestra propia receta, donde finalmente seríamos un poco mas sabios y conoceríamos mejor la vida…!! Abrazo gigante a todos y uno especial a AXEL!

  9. Qué maravilla puede ser la vida sabiendo atesorar estos conocimientos y ponerlos en práctica, estoy muy contento por haber encontrado esta página.

    Saludos!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *