Dos mujeres, una feliz y otra triste.

Mi madre siempre me decía que la felicidad es la clave para la vida. Cuando fui a la escuela, me preguntaron qué quería ser cuando fuera grande. Dije «feliz». Me dijeron que no entendía la pregunta…

Y yo les respondí que ellos no entendían la vida.

John Lennon

Si me preguntaran si soy completamente feliz, mi respuesta sería, prácticamente siempre, que no. Que lo sería si algunas circunstancias mejoraran, cambiaran o se resolvieran favorablemente. Casi siempre faltaría «algo» para sentirme feliz o, al menos, para sentirme plenamente feliz.

La vida muchas veces parece reducirse a tratar de modificar ese conjunto de circunstancias que «están mal», que serían las que nos impiden ser plenamente felices.

No habría nada de malo en esto si alguna vez realmente pudiéramos resolver esos innumerables problemas y finalmente alcanzáramos el estado de bienestar que tanto anhelamos. Pero pasan los años y esto parece suceder muy pocas veces.

La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada.

Soren Kierkegaard

Tal vez el único problema real sea haber aceptado esta regla equivocada, haber adoptado la creencia de que la felicidad depende de la solución de ciertos problemas.

Quizás, si nos permitiéramos revisar nuestras creencias (que son las reglas con las que «jugamos» este juego tan particular que es la vida), podríamos definirlas de manera que podamos sentirnos bien siempre, con relativa independencia de lo que pase «afuera».

La vida no es esperar a que pase la tormenta. Es aprender a bailar bajo la lluvia.

¿Y si estuviéramos participando del «juego de la vida» con mucho empeño y con todo nuestro entusiasmo… pero ajustándonos a unas reglas equivocadas?

El ser humano tiene la creencia errónea de que necesita algo para ser feliz. (del libro 'El esclavo', de  Francisco J. Ángel
De ‘El esclavo’, de Francisco J. Ángel.

En cada momento de nuestras vidas, en cada circunstancia, casi sin excepciones, existen los suficientes elementos maravillosos como para colmarnos de dicha, de felicidad plena. Pero en lugar de asombrarnos y de disfrutar de lo que cada instante nos ofrece, pasamos por alto esos pequeños milagros, los consideramos ordinarios, naturales y cotidianos, y, en cambio, destacamos y nos concentramos en eso de lo que el momento carece.

La mejor «regla», entonces, es apreciar en cada circunstancia aquello con lo que la vida nos está agasajando, y disfrutarlo plenamente. Lo que hoy no tenemos (¡lo que no tenemos todavía!) será tal vez eso con lo que la vida, generosa y abundante siempre, nos sorprenderá en algún otro momento irrepetible…

Axel Piskulic

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

249 comentarios en “Las reglas del juego

  1. Qué lindo todo lo que subiste en tu pag tio Axel! Te felicito! Siempre con buenas ideas y lindas reflexiones, en qué andas últimamente, además de en Canal Encuentro? jajaja… Qué flash ese día! Te mando un beso y muchos éxitos!

    Respuesta del tío Axel:

    Hola sobrina! Qué lindo recibir tu visita…!!! Te mando un gran abrazo…

  2. Que tal Axel!

    Gracias por el artículo, me ayudara a reflexionar sobre mi vida y a superar la situación por la que atravieso, quiero ser feliz y ahora sé que sólo depende de mí.

    Besos y un fuerte abrazo con mucho cariño.

  3. Siempre he dicho, qué sabias son las palabras y que encierran una gran verdad. Y para una simple muestra, basta con sólo permitirnos y darnos el lujo de disfrutar lo que nos regala la naturaleza y consentir a ese niño que llevamos dentro.

    Ser feliz no cuesta nada!

    Amarse uno mismo, depende exclusivamente de uno!!!

  4. Oye, siempre que sale un artículo nuevo, aparte de que lo leo, lo guardo a mi pc en formato word, lo imprimo, y cada vez que puedo los doy (todos) a alguien que creo puede gustarle leer algo así, o alguien que creo necesita leer algo así o simplemente los doy… nada particular.

    Gracias Axel no dejes de escribirlos, para que yo ne deje de repartirlos.

  5. Muchas gracias. Creo que eres el maestro que en un momento dado de la vida, y tal vez en muchos de nuestros momentos, todos necesitamos. Me hace muy feliz recibir palabras bellas, de verdad, y de esperanza, como son las tuyas.

    Namaste.

  6. Me encanta este sitio por los mensajes que me envían. Gracias por el tiempo que invierten en compartir estas reflexiones. Maravilloso. Que Dios los bendiga. Los amo.

  7. Gracias Axel, estoy totalmente de acuerdo con Karla con su comentario. «Siempre me mandas un correo de esperanza, en el justo momento»… Mil gracias por ese pequeño, pero gran empujón que nos brindas y compartes con todas las personas que tenemos la grata fortuna de conocerte por este medio.

    Saludos. Un abrazo enorme!! 😉

  8. Felicitaciones don Axel por su sencillez y amor por esta humanidad doliente que puede sobrellevar, con sus sabios consejos, dolores y dichas con cosas simples que están a nuestro alcance.

    Sergio (Concepcion, Chile)

  9. Esta página esta súper linda, la descubrí en un momento muy importante y me ha ayudado muchísimo, cada vez que siento la necesidad de un empujoncito, esta página es parte de mi medicina. Gracias!!!!!!!!!!!

  10. Estimado Axel: Por ahí leí «cuando el alumno está preparado aparece el maestro». Así te considero. Desde que comenzó mi despertar, llegan las personas y reflexiones que necesito. El camino se ilumina.

    ¡Muchas Gracias!

    ¡Qué bueno ser parte de toda esta gente, saber, esforzarnos por vivir mejor, aceptarnos y amarnos tal cual somos.

    G R A C I A S !!!!!

    Nori

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *