Ho’oponopono, Atracción, Autoestima…

Algunas ideas breves, algunos videos interesantes…

Somos únicos…

El siguiente video, publicidad de un canal de televisión infantil francés, es muy bueno y muy original… aunque el final sea un poco desconcertante.

En realidad no hay nada que justifique la desilusión del oso panda (o la del niño, que es quien está imaginando todo). Es que no hay nada de malo en los colores del panda o, mejor, en su falta de colores. Al contrario, su imagen es única, perfecta, inconfundible…

«Lo que te hace único, te hará exitoso.»

William Arruda

A continuación un enlace para recordar lo importante que es ser uno mismo:

Creamos nuestra realidad…

Si la Ley de Atracción realmente funciona no puede haber nada más importante que aprender a aplicarla de manera consciente, porque es la que gobierna cada aspecto de nuestras vidas desde los más insignificantes hasta los que más nos interesan o preocupan.

Tendemos a pensar que la Ley de Atracción comienza a funcionar recién desde el momento en que decidimos aplicarla de manera consciente. Pero en realidad ha venido actuando a lo largo de toda nuestra vida, de manera que ahora, en nuestro presente, estamos «atrapados» en una realidad que hemos ido construyendo con nuestros pensamientos y emociones a lo largo de mucho tiempo, por lo que no es posible cambiarla practicando sólo unas pocas veces algún ejercicio de visualización creativa o de afirmaciones positivas.

La realidad se nos presenta entonces como algo rígido, repetitivo, difícil de cambiar. Esa parece ser la situación del inolvidable «Coyote» en el siguiente video. Tanto el Coyote como el Correcaminos comparten el mismo entorno y el mismo momento presente, pero parecen vivir en mundos diferentes…

Un enlace acerca de nuestro milagroso poder creador:

Ho’oponopono…

«Todo lo que te molesta de otros seres, es una proyección de lo que no has resuelto en ti mismo.»

Buda

El mundo que vemos cada día no es más que una proyección de nuestro «mundo interior». Cada situación, agradable o desagradable, que nos toca vivir responde a nuestros pensamientos y creencias, aunque no seamos conscientes de ellos.

En todos los eventos que nos afectan directamente sólo se están manifestando nuestras propias expectativas.

En cada relación vemos reflejada una parte de nosotros mismos. Cada rasgo, positivo o negativo, que vemos en las personas que nos rodean no es más que una característica nuestra que proyectamos sobre esas personas.

«Lo que criticas en otros, está en ti. Lo que no está en ti, no lo ves.»

Alejandro Jodorowsky

La técnica hawaiana de Ho’oponopono es una herramienta muy valiosa para sanar nuestra mente.

Las cosas desagradables que vemos «afuera» reflejan áreas de nuestra mente que necesitan sanación, sin que habitualmente seamos conscientes de este proceso.

A través de la perseverante aplicación de esta técnica podemos ir «limpiando» nuestra mente y liberándonos de nuestros propios conflictos internos y de los juicios negativos que dirigimos, ante todo, contra nosotros mismos, permitiéndonos desarrollar nuestra autoestima y aprender a amarnos incondicionalmente. Sólo así, sanando primero nuestras propias «heridas», podremos luego relacionarnos amorosamente con los demás.

Axel Piskulic

Aquí más información acerca de Ho’oponopono:

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

118 comentarios en “Ho’oponopono, Atracción, Autoestima…

  1. Gracias, Axel, me encantan tus mensajes, me han ayudado mucho en estos últimos meses que he tenido el gusto de leerlos. Hoy me siento diferente y pongo en práctica todo aquello que necesito, aún me falta mucho.

    Gracias infinitas.

  2. Buen día: excelente artículo para reflexionar, mil gracias por compartirlos día a día. Éxitos, felicidades, que Dios los bendiga!!!!!!

  3. Hola Axel,

    Tengo tantas «cosas atoradas» en el alma que no sé ya cuál es el problema que tengo que arreglar primero.

    Tengo un temperamento muy violento, soy muy dura con lo demás y con migo misma. Cuando menos me doy cuenta, estoy envuelta en críticas y juicios para con los demás.

    Sin embargo soy una persona con liderazgo nato. Tengo la ventaja o don de que la gente me sigue y mi don de mando los mueve. Estoy acostumbrada a que en mi poder de mandar logro que las demás personas complazcan mis más mínimos caprichos.

    No logro perdonar, me debo muchas cosas a mi misma desde muy niña, sufrí desprecio y descuido por parte de mi propia familia, falta de un padre físico, educación muy rigorosa.

    Ya no quiero ser así, me duele pelear con mi pareja y no poder reconciliarme con mis hijos. Al discutir soy un «cerillo»!, me prendo de manera inmediata, las discusiones no se hacen esperar. No soporto que se me corrija.

    Una mañana al levantarme me vino a la mente «Oponopono» (así tal cual, porque no sabía cómo se escribía). Jamás había escuchado esta palabra, simplemente la dije de la nada… y comencé a buscar en Internet hasta llegar aquí.

    Necesito sanar, perdonarme y perdonar, quiero ser feliz.

    Gracias

    Respuesta de Axel para Carolina:

    Hola Carolina… Muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje.

    Ese momento en el que ya nos hemos dado tantos golpes que nos decimos a nosotros mismos «esto no tiene por qué ser así, tiene que haber otra manera de vivir o de relacionarnos» es una gran oportunidad para cambiar.

    Aquí hay un texto interesante, relacionado con esta idea: El elefante y el cocodrilo.

    Ho’oponopono es una excelente técnica para aplicar en este momento. Es muy sencilla y muy poderosa, solo requiere de nosotros la voluntad de sanar.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel

  4. Hola Axel, la verdad hace casi ya cuatro meses que encontré esta página y todo sobre Ho’oponopono… no pensé nunca conocer todo esto… lo encontré justo en un momento muy triste para mí y la verdad me ayuda mucho!! Gracias, gracias por esto… Dios te dé mucho!!!!

  5. Apenas comienzo en este hermoso camino, ayúdenme a limpiar mis memorias que me están causando tanto dolor…

    Lo siento, perdóname, gracias, te amo…

  6. Hola y buenos días, estoy impresionada, desconcertada, desde hace unas semanas me estoy sintiendo mal conmigo misma y con otras personas, y leí hace unos minutos en su blog ésto que lo voy a reproducir textualmente:

    «Tendemos a pensar que la Ley de Atracción comienza a funcionar recién desde el momento en que decidimos aplicarla de manera consciente. Pero en realidad ha venido actuando a lo largo de toda nuestra vida, de manera que ahora, en nuestro presente, estamos «atrapados» en una realidad que hemos ido construyendo con nuestros pensamientos y emociones a lo largo de mucho tiempo, por lo que no es posible cambiarla practicando sólo unas pocas veces algún ejercicio de visualización creativa o de afirmaciones positivas…»

    Y la verdad esto es precisamente lo que estoy viviendo, sintiendo, y por eso necesito su ayuda, dicen que no existe la casualidad, por eso tuve que encontrar esta página y leer lo que leí. Gracias por darse el tiempo de leer ésto que les estoy escribiendo, pero… cómo debo hacer para revertir todo esto que vine construyendo desde niña, quiero y deseo mejorar mi vida, mi salud, mi familia.

    Muchas gracias y espero una respuesta, gracias.

    Respuesta de Axel para Gabriela:

    Hola Gabriela… Muchas gracias por dejar tu mensaje.

    Así como a veces nos vemos envueltos en situaciones muy complicadas (en las que de una u otra manera nosotros mismos nos fuimos metiendo, a veces por actuar, a veces por no actuar), del mismo modo somos capaces de salir de esas situaciones, a veces de manera inmediata y a veces tomando una cadena adecuada de decisiones a lo largo de un cierto tiempo.

    Lo importante es tomar conciencia de que somos responsables de lo que nos sucede. Aquí hay un artículo acerca de este tema: https://www.amarseaunomismo.com/desenredar-la-vida-y-vocacion/

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel

  7. No entendía cómo podían 4 palabras tan simples sanar a otras personas, pero ahora comprendo que quién primero se debe sanar soy YO…

    Lo siento, perdón, te amo, gracias…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *