Los cuentos de hadas son bien ciertos. No porque nos digan que los dragones existen, sino porque nos dicen que podemos vencerlos. (G. K. Chesterton)

Me emociona verte… tan valiente, enfrentándote a este increíble monstruo (una criatura pavorosa a la que seguramente fuiste a buscar a lo más profundo de tus pesadillas), preparado para un combate disparatadamente desigual.

Dibujo de un pequeño conejo enfrentando a un monstruo (Título: 'Sir Bunny Vs The Wockwurm', Autor: 'Ursula Vernon')
La ilustración es de Ursula Vernon

Me resulta conmovedor verte… asustado, sí, pero sin retroceder ni un solo paso, y sin bajar esa espada tan chiquita aunque parezca que no tengas ninguna posibilidad de salvarte…

Y sin embargo, aunque sea difícil de creer, esta escena tiene un final feliz. Tan feliz como inesperado y sorprendente.

Ahora que estás tan cerca del monstruo, de esa exagerada representación de todos tus temores, te das cuenta de que en realidad no hay ningún peligro. En un solo instante comprendés que semejante monstruo no podía ser real… que nunca fue real. Es como si te despertaras de un mal sueño. Podés ver, por primera vez y con toda claridad, que aquello que te provocaba tanto miedo (o preocupación o angustia o dolor o tristeza) simplemente no puede afectarte.

Y todavía una sorpresa más: ya no te sentís como si fueras un conejito. Descubriste tu verdadera naturaleza y sabés que ya nada volverá a limitarte…

Axel Piskulic

Una cita de Un Curso de Milagros:

Son únicamente tus pensamientos los que te causan dolor. Nada externo a tu mente puede herirte o hacerte daño en modo alguno. No hay causa más allá de ti mismo que pueda abatirse sobre ti y oprimirte. Nadie excepto tu mismo, puede afectarte. No hay nada en el mundo capaz de hacerte enfermar, de entristecerte o de debilitarte. Eres tú el que tiene el poder de dominar todas las cosas que ves reconociendo simplemente lo que eres.

Lección 190, 5.1-6

Descargar este artículo para poder imprimirlo o enviarlo por e-mail

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

193 comentarios en “El final feliz

  1. Hola Axel:

    Me gusto muchísimo, ya que es verdad que dependemos de nosotros mismos, para actuar o para no hacerlo. Te puedo confesar que muchas veces me da miedo hacer ciertas cosas, pero siempre me comentan que si no tomas valor y te atreves nunca podrás saber si era como lo imaginamos.

    Te agradezco que nos compartas los artículos, con ellos me haces reflexionar y puedo hacer pequeños cambios en mi vida.

  2. Es verdad nuestros miedos muchas veces limitan metas y sueños, es importante enfrentarlos, es la única forma de lograr lo que nos parece difícil y llegar a ser felices.

  3. Es cierto lo de los miedos y de cómo los dejamos crecer, al mismo tiempo estos nos movilizan y actuamos unos antes que otros, y después del enfrentamiento salimos fortalecidos, pero qué difícil es enfrentarlos!!!!

  4. Buen día, lindo artículo, es increíble ver cómo todo depende de nuestra mente, de lo que pensamos. Como dice el artículo, son únicamente tus pensamientos los que te hacen sufrir, nada externo a tu mente puede herirte. Importante tenerlo en cuenta, es tan fácil ser feliz, solo debes tomar la decisión. Mil gracias por compartir sus artículos, experiencias, y vídeos con nosotros, se cuida que Dios lo bendiga.¡¡¡¡

  5. Excelente artículo, como todos los que publicas, gracias por compartir todas estas lecciones que son de gran ayuda, gracias, gracias, gracias…

  6. Hola Axel! Hermoso y necesario mensaje! A seguir practicando, el ver y reconocer nuestros monstruos y envolverlos en Amor, en algún momento los hemos creado para aprender, y el «soltarlos» es parte del aprendizaje también.

    Gracias por compartir tanto!!!

  7. Así me siento como ese conejito, asustada del poder de mis pensamientos, porque son pesimistas, alguien me lastimó y me está costando perdonar, he leído Ho’oponopono y sé que soy 100% responsable, que inconscientemente creé esa situación, que nadie tiene poder sobre mí, sólo yo, que perdonar es por mi bien, que… todo eso lo sé, porque he leído demasiado, pero algo en mí se resiste y me sigo victimizando, y SÉ pero no SIENTO, tengo el conocimiento intelectual pero no logro metabolizarlo, hacerlo mío realmente, quiero olvidar, quiero perdonar, pero me aferro a cómo deberían haber sido las cosas, me siento traicionada, dolida, enojada, frustrada, abusada, utilizada y lo peor no es eso, lo peor es que sigo amando… ¿cómo puede ser?, eso me hace sentir tonta, emocionalmente enferma, con una pésima imagen de mí misma, yo pensaba que estaba aprendiendo a amarme, pero parece que no, ¿qué me pasa?, quiero trascenderlo pero los recuerdos me siguen como una enferma obsesión, ¿hasta cuándo voy a soltar?, a aceptar que las cosas son como son. Hoy más que nunca necesito de «amarse a uno mismo», gracias por crearlo Axel, mi reconocimiento a ésta gran labor, recibe desde mi verdadero ser mis bendiciones y todo el cariño que se puede sentir por alguien que no conozco físicamente pero cuyo interior es tan bello y me ha ayudado a superar el dolor, aunque hoy especialmente no lo he logrado superar. ESTOY EN LA BATALLA, seguiré blandiendo mi pequeña espada aunque me muera de miedo.

  8. Muchas gracias por cada artículo! Este me hizo recordar a una parte de «El caballero de la armadura oxidada», cuando se enfrenta a un dragón que escupe fuego pero que solo quema si cree en él. Paciencia y amor para todos quienes tratamos día a día de transmutar a nuestros monstruos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *