Ilustración acerca de la obra de Carlos Castaneda (Thumbnail). Título: Don Juan Matus; Autor: Martin de Diego Sádaba

Mira cada camino de cerca y con intención. Pruébalo tantas veces como consideres necesario. Luego hazte a ti mismo, y a ti solo, una pregunta. Es una pregunta que sólo se hace un hombre muy viejo… Te diré cuál es: ¿Tiene corazón este camino? Todos los caminos son lo mismo: no llevan a ninguna parte. Son caminos que van por el matorral. Puedo decir que en mi vida he recorrido caminos largos, largos, pero no estoy en ninguna parte. Si el camino tiene corazón, es bueno; si no, de nada sirve. Ningún camino lleva a ninguna parte, pero uno tiene corazón y el otro no. Uno hace gozoso el viaje; mientras lo sigas, eres uno con él. El otro te hará maldecir tu vida. Uno te hace fuerte, el otro te debilita.

Don Juan Matus

Cada vez que releo esta cita del libro «Las enseñanzas de Don Juan», de Carlos Castaneda, siento una profunda emoción. Don Juan era un viejo indio yaqui, del desierto de Sonora, en México, heredero de una tradición milenaria (la de los indios toltecas), y describe en pocas palabras algo que continúa siendo esencial para cualquier persona en nuestra sociedad globalizada: es una verdadera necesidad vital mantenernos en contacto con la propia esencia a través de actividades que den sentido a nuestra existencia. Son precisamente estas actividades, las que constituyen el «camino con corazón», las que favorecen nuestra evolución a la vez que nos permiten experimentar plenitud y bienestar, aún en medio de los inevitables problemas a los que la vida nos enfrenta.

Ilustración acerca de la obra de Carlos Castaneda. Título: Don Juan Matus; Autor: Martin de Diego Sádaba
«Don Juan Matus», ilustración del artista español Martin de Diego Sádaba

Los libros de Carlos Castaneda son parte de mi propio «camino con corazón». Los he leído muchas veces, no sólo por sus valiosas enseñanzas sino también porque son muy estimulantes y hasta entretenidos. (Además son muy fáciles de encontrar en Internet…)

Seguir un «camino con corazón» no significa necesariamente desarrollar una actividad excepcional, como la de un artista o un científico, ni tampoco ser exitosos de la manera en que nuestra sociedad define lo que el éxito es. Incluso un trabajo sencillo y rutinario puede ser, tal vez transitoriamente, la actividad que haga posible que nos vayamos desarrollando en los aspectos realmente importantes de nuestra vida. Y en la medida en que prestemos cada vez más atención a las actividades para las que estamos destinados, aquello que constituye nuestra verdadera misión en la vida irá ocupando «automáticamente» el lugar central que le corresponde.

Sólo 43 segundos del conocido discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford (o clic aquí para ver el discurso completo):

Discurso inspirador de Steve Jobs

Sin ninguna duda Steve Jobs, al igual que don Juan Matus, conocía la importancia de elegir y recorrer un «camino con corazón», aunque lógicamente no lo llamaba de esa manera.

Cuando hacemos aquello en lo que creemos profundamente y que a la vez nos produce una íntima satisfacción, estamos centrados en nosotros mismos y no necesitamos de la aprobación de los demás. Se fortalece así nuestra autoestima y la confianza en nosotros mismos.

Por último, seguir con convicción nuestro propio camino no sólo es bueno para nosotros. Al recorrer nuestro «camino con corazón» también beneficiamos a los demás porque reciben entonces lo mejor que tenemos para ofrecer.

Para llevarlo a la práctica

Realmente vale la pena hacer todos los cambios que sean necesarios en nuestras vidas para poder transitar nuestro propio «camino con corazón», porque cuando actuamos para cumplir con nuestra verdadera misión alcanzamos resultados que de otro modo estarían fuera de nuestras posibilidades ordinarias:

Cuando estés entusiasmado, «en lo alto», mantente allí. Y cuando estés «en lo bajo»…  toma una siesta. O haz algo para cambiar tu estado. Lo que puedes lograr cuando estás «en lo alto» es mil veces más efectivo y beneficioso que lo que puedas hacer con mucho esfuerzo estando fuera de tu centro.

Esther Hicks

Al decidirnos finalmente a ocupar nuestro auténtico lugar en el mundo no sólo comenzamos a ser más felices y más eficientes sino que además otras personas y circunstancias comenzarán a favorecernos. Y aún si se presentan problemas estaremos mejor dispuestos para enfrentarlos y resolverlos.

Concretamente:

Axel Piskulic

Pareciera que otras personas que están recorriendo su propio camino nos alientan a descubrir el nuestro:

Foto de una pintada callejera que dice: 'Busco mi camino siguiendo mis sueños'
Foto de una pintada callejera que dice: 'Si no tuvieras miedo, ¿qué harías?'
Foto de una pintada callejera que dice: 'Recupera tu vida!!'

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

693 comentarios en “Caminos con corazón

  1. Gracias por tan ser tan explícito en sus análisis y hacerme abrir ventanas que no sabía eran la búsqueda de la felicidad, que la tenemos todos sólo hay que buscarla. Muchas Bendiciones.

  2. Magníficamente tratado este gran tema, realmente muchas bendiciones a todo lo que crea en bien de los que nos «Amamos con el Corazón».

  3. Proyecto ir al taller del 17 de febrero. Haber descubierto esta página me pone muy feliz. Hace un tiempo corto que estoy leyendo sobre Ho’oponopono y estoy muy interesada en profundizar sobre el tema. Gracias!!

  4. Es una bendición que ocupes las herramientas de tiempos modernos para hacer llegar a muchas Almas mensajes que alimentan y ayudan a estar con una sonrisa, la permanencia de esta depende que nunca dejemos de buscar, aceptar y agradecer. Eres un ser extraordinario. 🙂

  5. Un mensaje claro y fácil de entender y aplicar. Es nuestra decisión encontrar lo que más se ajusta a nuestra vida, a nuestras costumbres y necesidades para vivir en paz con nosotros mismos y nuestro derredor.

  6. Creo que es difícil… pero no imposible. Muchos encuentran su camino sin problemas, a otros les cuesta un poco más pero pienso que todos tenemos nuestro momento.

    A Dios gracias creo que ya encontré el mío y en verdad se siente muy bien, con confianza, con seguridad, sin miedos y con mucho optimismo.

  7. Doy gracias al Universo por haber encontrado esta página con tan bellas enseñanzas y sabiduría milenaria. Me pondré desde ya a practicar estos espirituales mensajes. Muchas gracias.

  8. Gracias…

    Retomar mi camino me ha costado y me sigue costando, pero con la certeza de que lo hago porque me prodiga grandes satisfacciones, lo continuaré caminando. Gracias por el ánimo que me prodigan.

  9. Gracias por el artículo. Hace tiempo, leyendo otro artículo, se recomendaba la película «La vida secreta de Walter Mitti». He intentado encontrar esa publicación, pero no he podido volver a encontrarla. Deseo hacérsela ver a alguien. Muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.