Quererse a sí mismo hace milagros

Los mismos temas de siempre, pero con un poco de humor:

Desde que esta tortuga aprendió a amarse incondicionalmente, su realidad exterior, que refleja con precisión cómo es su mundo interno, también dejó de imponerle condiciones. Como prueba de ello, aquí la vemos… ¡levitando!

Dibujo de una tortuga levitando (Título: Slow floaters, Autor: Johan Potma)

Seguramente puso en marcha, para su beneficio y para el de los demás, el siguiente círculo virtuoso:

1. Porque se quiere se siente muy bien, a gusto consigo misma. A los demás, entonces, les resulta fácil quererla.

2. Quererse y saberse querida hace que se sienta plenamente feliz.

3. Y sentirse plenamente feliz provoca que, naturalmente, irradie amor hacia los demás y hacia ella misma.

El pequeño ego de la tortuga también está representado en el dibujo: muy atrás, a un costado, claramente en un segundo plano. Paradójicamente, es mucho más útil ahora que cuando tenía pretensiones de protagonismo excluyente.

Por su expresión, finalmente, podemos adivinar cuál es el secreto de esta tortuga: está completamente conforme con ser ella misma y siente una profunda gratitud por ser quien es, aunque le haya tocado en suerte ser, en esta vida, simplemente una tortuga…

Axel Piskulic

La ilustración es de Johan Potma

Descargar este artículo para poder imprimirlo o enviarlo por e-mail

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

147 comentarios en “Quererse a sí mismo hace milagros

  1. Simplemente me encanto!! Me gusta leerte Axel, la verdad me identifico y disfruto tus textos como no tienes idea, hace un año que soy consciente de muchas cosas y el aceptar y vivir aquí y ahora es algo que agradezco a personas como tú, que me llevaron a comprender y a entender que dentro de uno mismo esta todo!!!

    Gracias

  2. A veces batallo porque la gente no me quiere mucho y quiero sentirme así, pero me es difícil porque creo ser un estorbo y hacer todo mal y a veces no sé cómo sentirme bien y sólo me siento mal y muy triste.

  3. Es un artículo hermoso, muy cierto, cuando aprendemos a querernos disfrutamos más de todo lo que hacemos. Gracias por alimentar nuestras almas con tan bellas enseñanzas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.