Liberarse, transformarse, crecer…

Estas tres imágenes me encantan. Forman un conjunto, se refuerzan entre sí. Describen las fantasías descontroladas de tres personajes muy diferentes pero que sueñan despiertos con situaciones parecidas.

Las fantasías de un adolescente (Autor: Tiago Hoisel)
Las fantasías de un tiburón (Autor: Tiago Hoisel)
Las fantasías de un lobo (Autor: Tiago Hoisel)
Las tres imágenes son de Tiago Hoisel

Claro que estas fantasías no pueden hacerse realidad, pero no sólo porque son tan exageradas…

La Ley de Atracción asegura que podemos hacer realidad todos nuestros deseos. En principio no hay limitaciones a lo que podemos pedir y obtener. El problema con las fantasías que aquí se muestran es que si se hicieran realidad habría otras personas que saldrían perjudicadas. Y esto va en contra de la Ley de Atracción… y del sentido común.

Basta con pensarlo un poco. El mundo sería un lugar muy peligroso para todos si cualquier persona pudiera afectar negativamente a los demás con sólo desearlo. Por ejemplo, a los malos políticos deberían sucederles cosas terribles porque serían las víctimas preferidas de la gente que los padece, pero en general nada especialmente malo les pasa a los políticos. Esto simplemente no sucede, las cosas no funcionan así.

Tenemos un milagroso poder creador, pero sólo podemos modificar nuestra realidad personal, nuestras propias experiencias. Claro que hay personas a nuestro alrededor a las que podemos beneficiar o perjudicar, pero ellos están ejerciendo su propio poder creador y son responsables ciento por ciento de lo que les pasa, incluso de hacernos formar parte de sus vidas.

Podemos desear que los políticos que nos parecen corruptos vayan ya mismo a la cárcel, que los compañeros de trabajo que sentimos que nos maltratan sean despedidos y que nuestra expareja, que tanto dolor nos ha causado, se quede sola o solo para siempre. Pero en ninguno de estos casos conseguiremos afectarlos realmente.

Caricatura que representa el karma, causa y efecto.

Pero acostumbrarnos a pensar de esta manera, emitiendo juicios y condenando mentalmente cada falta de los demás, sólo tendrá una inesperada consecuencia: nos juzgaremos también a nosotros mismos por cada error cometido, pero en nuestro caso el castigo sí puede concretarse, ya que somos nosotros los que creamos nuestra realidad.

Si juzgar a los demás se convierte en un hábito, no podremos evitar juzgarnos también a nosotros mismos y sentirnos culpables. Y si tenemos la creencia de que a cada culpa le corresponde un castigo, modificaremos nuestra realidad (de manera inconsciente) para recibir efectivamente ese castigo, el que nos llegará en la forma de problemas, conflictos o fracasos.

Esta es la película «Tú puedes sanar tu vida», de Louise L Hay. En las primeras escenas podemos escuchar los «diálogos internos» de diferentes personas. Son sólo tres minutos:

Es necesario hacer las paces con esa parte crítica que llevamos adentro. Puede mostrarse muy estricta, incluso cruel. Hasta es posible que sintamos miedo de su desaprobación. Pero si es una parte de nuestro propio mundo interno, no puede haber nada malo con ella. Sólo es necesario entenderla, comprender que detrás de esa actitud tan severa no puede haber más que temor e inseguridad.

En las siguientes escenas de la película «El mago de Oz» podemos ver cómo el terrible mago de voz atronadora, al que todos le tenían más miedo que respeto, finalmente resulta ser un hombre común, incluso inseguro… y además era bueno y generoso! Es descubierto de una manera muy simple: descorriendo la cortina detrás de la que se ocultaba para representar su papel.

Recién después de esta reconciliación los protagonistas recibieron como recompensa los dones que tanto anhelaban… que en realidad siempre habían tenido pero que aún no podían expresar plenamente.

La protagonista del siguiente video tiene 54 años (aunque no los represente!). Canta muy bien, pero seguramente no tardó 54 años en aprender a cantar así. Aunque tal vez sí necesitó todo ese tiempo para conocerse, para reconciliarse consigo misma y para integrar armoniosamente diferentes aspectos de su mundo interno. Y cuando esa maravillosa integración le sucede a una persona siempre es un hecho hermoso, conmovedor…

Cómo llevar a cabo este milagroso cambio

La oruga también experimenta una milagrosa metamorfosis para llegar a convertirse en mariposa. Pero al igual que nosotros no es capaz de planificar, conducir o provocar esa transformación… Sólo está lista para acompañar el proceso.

Una mujer transformándose, como las mariposas (Transition, by Kirk Shannon)
La imagen es de Kirk Shannon

Podemos intentar recorrer diferentes caminos, como el psicoanálisis o la práctica de la meditación. Pero ya que nos gustaría experimentar un cambio milagroso… pidamos simplemente un milagro. Podemos repetir mentalmente una sencilla oración pidiendo que sea sanada nuestra mente, que seamos liberados del hábito de emitir juicios, que aprendamos a apreciar siempre lo positivo de nosotros, de cada persona y de cada situación, que sea descorrida cualquier «cortina» que nos esté impidiendo vernos a nosotros mismos tal como somos y así poder conocernos plenamente.

Si nos mostramos decididos a aprender más acerca de nosotros y de cómo funciona nuestra mente, si nos conectamos con ese Poder Superior, del cual siempre formamos parte, y le pedimos ser transformados en lo que es nuestro destino llegar a ser, entonces seguramente todas las experiencias y todos los recursos necesarios para nuestra evolución simplemente vendrán a nuestro encuentro.

Axel Piskulic

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

447 comentarios en “Liberarse, transformarse, crecer…

  1. Estimado Axel:

    Esta mañana leí tu artículo, me llegó hasta lo más profundo del alma.

    La cantante de 54 años: ¡qué voz! ¡qué presencia! ¡qué gran fe demuestra! Yo estoy en los 53 y mis pensamientos, como entenderás, son de desánimo y negatividad a mi edad.

    Pero al verla a ella y meditar tu artículo estoy dispuesto HOY, en éste INSTANTE, a dar un giro a mi vida.

    No cabe duda, lo que deseamos lo atraemos, le pedía al Poder Superior, esta mañana, que me ayudara a cambiar y ¡Mira lo que me ha entregado! ¡Tu hermoso artículo!

    Gracias Axel por hacerla de Sembrador, oficio en peligro de extinción en estos tiempos y que debemos rescatarlo.

    Me ayuda mucho tu artículo, especialmente en ésta Semana Santa que para los cristianos es una época de liberación, transformación, crecimiento a imagen de Jesús.

    Enhorabuena y que Dios te siga bendiciendo.

    Gracias por ser un hombre de Buena Voluntad, un hombre de Bien.

    Te mando un fuerte abrazo.

  2. Extrañaba tus mensajes.

    Pero el de hoy no aplica para mí. Cada sueño que he tenido he hecho lo mejor para cumplirlo, pero nunca se han dado. Por más que tenga un pensamiento positivo y animado, siempre me he encontrado con personas que por envidia o cualquier otro sentimiento como rabia, rencor, odio van a hacerte la vida imposible, te van a poner obstáculos, van a buscar la forma de evitar que cumplas esos sueños, entonces no es la actitud sino los obstáculos de esas personas que no dejarán que alguien prospere.

    Respuesta de Axel para Judy:

    Hola Judy… Muchas gracias por la visita y por compartir tu visión de estos asuntos.

    Entiendo la situación, puedo verla también desde ese ángulo… porque yo estoy aprendiendo a abandonar esos puntos de vista, los conozco muy bien!!!

    Comparto en este blog eso que vislumbro adentro mío, que es la confirmación de las ideas de autores y maestros que las han expresado con más claridad y precisión en sus libros.

    Como soy una persona muy solitaria no suelo pensar que otras personas me perjudican, pero mi creencia general respecto del éxito y la abundancia era similar a la tuya. Solo que en vez de responsabilizar a otras personas, a mí me resultaba natural pensar que «la vida» o «la sociedad» nos hacían las cosas muy difíciles.

    Esta interpretación es la que nos da normalmente nuestro ego, disfrazándose de nuestro sentido común. Y mientras la adoptemos, mientras creamos que la culpa es de los demás, de lo «externo», vamos a recibir todo tipo de confirmaciones de que efectivamente así es.

    Así de milagrosa es la Ley de Atracción. Confirma siempre nuestras creencias. No importa si esas creencias nos favorecen o nos perjudican. Creemos en algo, entonces se hace realidad para nosotros.

    El problema de creer en una realidad donde somos dependientes de personas que nos perjudican, es que nuestra vida se llenará de problemas sin solución. Es una realidad muy angustiante y no hay salidas para escapar de allí.

    Si estás muy enredada en una realidad compleja, no es posible salir de allí en un solo paso, con solo tomar una o dos decisiones. Pero el mundo, o «lo externo», siempre refleja nuestras creencias. Y si empezamos a cambiar nuestras creencias, aunque sea lentamente, una por una, la realidad irá acompañando esos cambios.

    Una reflexión más. Puedo tomar tu mensaje como el de una persona escéptica, que simplemente piensa distinto… o puedo comprender que es un reflejo de mis propias dudas, de esas creencias mías que todavía no he podido cambiar. Si elijo pensar que tu mensaje es un reflejo de mis creencias, entonces puedo ponerme en acción, puedo reconocer que todavía estoy aprendiendo, puedo volver a pedir que mi mente se termine de alinear con las creencias positivas que quiero adoptar para mí, para crearme una realidad mejor.

    Y siempre es mejor para nosotros tener una actitud activa, para producir cambios positivos, que tener que quedarnos esperando sin fe, a ver si las cosas mejoran…

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel

  3. Excelente. Siempre leo tus email y han sido de gran ayuda para mi vida. Gracias a Dios por poner ángeles en nuestro camino para poder sanar nuestra vida.

    Bendiciones

  4. Me sorprende cómo me llegan tus e-mails en el momento justo, he estado trabajando en esto… y sigo en el proceso, muchas veces, siguen llegando los conflictos, y entiendo que es porque hay que sanarlo totalmente, no es fácil reprogramarnos, pero veo que cuando ya estamos encaminados Dios se presenta de esta forma en nuestras vidas por medio de personas como tú, querido Axel, para recordarnos lo que debemos seguir trabajando, que Él siempre está con nosotros, Gracias, Gracias, Gracias, Dios te bendiga.

  5. Axel querido…!! Extrañaba tus artículos. Gracias por enseñarme a ver la vida desde otra perspectiva.

    Que la vida te llene de bendiciones, un abrazo grande.

    Mary

  6. Excelente!!!

    Que Dios te bendiga por alimentar nuestra alma con reflexiones tan enriquecedoras, eres una gota de agua Fresca en el desierto de mi vida, te extrañééé!!!!!!!!!!

  7. Hola y muchísimas gracias por todo, ya extrañaba leerte, gracias de todo corazón, no sabes cuánto me ayuda todo lo que envías graciasssssssssssssssss…

    Bendiciones

  8. Excelente tema, excelente película y vídeo. Muchas gracias por volver a comunicarme, me estaba haciendo falta.

    Leí también los comentarios, hay algunos excelentes.

    Amarse a uno mismo es respetarse y respetar a los demás; cosa que en esta sociedad falta en gran manera; me gustaría un articulo en el que se profundizara sobre esto. Disculpen mi sugerencia.

  9. Felicitaciones por este tipo de mensajes que envían a las personas que estamos en la búsqueda, he llegado a comprender que la verdad está dentro de cada uno de nosotros, gracias por este apoyo que dan a través de los correos que nos ayudan a seguir creciendo.

  10. Axel, gracias por tus maravillosos artículos, de verdad que reconfortan el alma.

    Por favor no dejes de publicarlos y enviarlos, ya los extrañaba.

    Gracias…

    Yaneth

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *