Dos mujeres, una feliz y otra triste.

Mi madre siempre me decía que la felicidad es la clave para la vida. Cuando fui a la escuela, me preguntaron qué quería ser cuando fuera grande. Dije «feliz». Me dijeron que no entendía la pregunta…

Y yo les respondí que ellos no entendían la vida.

John Lennon

Si me preguntaran si soy completamente feliz, mi respuesta sería, prácticamente siempre, que no. Que lo sería si algunas circunstancias mejoraran, cambiaran o se resolvieran favorablemente. Casi siempre faltaría «algo» para sentirme feliz o, al menos, para sentirme plenamente feliz.

La vida muchas veces parece reducirse a tratar de modificar ese conjunto de circunstancias que «están mal», que serían las que nos impiden ser plenamente felices.

No habría nada de malo en esto si alguna vez realmente pudiéramos resolver esos innumerables problemas y finalmente alcanzáramos el estado de bienestar que tanto anhelamos. Pero pasan los años y esto parece suceder muy pocas veces.

La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada.

Soren Kierkegaard

Tal vez el único problema real sea haber aceptado esta regla equivocada, haber adoptado la creencia de que la felicidad depende de la solución de ciertos problemas.

Quizás, si nos permitiéramos revisar nuestras creencias (que son las reglas con las que «jugamos» este juego tan particular que es la vida), podríamos definirlas de manera que podamos sentirnos bien siempre, con relativa independencia de lo que pase «afuera».

La vida no es esperar a que pase la tormenta. Es aprender a bailar bajo la lluvia.

¿Y si estuviéramos participando del «juego de la vida» con mucho empeño y con todo nuestro entusiasmo… pero ajustándonos a unas reglas equivocadas?

El ser humano tiene la creencia errónea de que necesita algo para ser feliz. (del libro 'El esclavo', de  Francisco J. Ángel
De ‘El esclavo’, de Francisco J. Ángel.

En cada momento de nuestras vidas, en cada circunstancia, casi sin excepciones, existen los suficientes elementos maravillosos como para colmarnos de dicha, de felicidad plena. Pero en lugar de asombrarnos y de disfrutar de lo que cada instante nos ofrece, pasamos por alto esos pequeños milagros, los consideramos ordinarios, naturales y cotidianos, y, en cambio, destacamos y nos concentramos en eso de lo que el momento carece.

La mejor «regla», entonces, es apreciar en cada circunstancia aquello con lo que la vida nos está agasajando, y disfrutarlo plenamente. Lo que hoy no tenemos (¡lo que no tenemos todavía!) será tal vez eso con lo que la vida, generosa y abundante siempre, nos sorprenderá en algún otro momento irrepetible…

Axel Piskulic

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

249 comentarios en “Las reglas del juego

  1. Es conmovedor conocer tan sentidos mensajes de las personas seguidoras de AXEL. Me emocionan las enseñanzas de cada una de ellas. Me siento ahora muy feliz por eso.

  2. Excelente reflexión, debemos valorar todo lo que DIOS nos presenta cada día, sin pensar qué más nos hace falta. Miremos en nuestro interior para conectarnos con la Felicidad que tanto anhelamos. Gracias Gracias Axel, Bendiciones.

  3. Gracias Axel!!

    Tus consejos son muy valiosos, debemos ver siempre el lado bueno de las cosas y disfrutarlas plenamente. Pero sobre todo, ser muy agradecidos con lo que tenemos.

    Bendiciones!!

  4. Pasados nueve meses del fallecimiento repentino de mi hermana de 43 años, por una negligencia médica, comprendí al instante que la lección que nos daba la vida era sentir el vacío, pues algunos de la familia la trataban viendo más sus problemas, intentando cambiarla, más que disfrutar y admirar sus bondades, ACEPTÁNDOLA.

    Realmente lo que no gusta tanto de lo que nos rodea cada día, conforma parte de la riqueza y el sentido de nuestras vidas. A veces, por desgracia, cuando tardamos en comprenderlo, la marcha de un ser querido nos abre dolorosamente los ojos.

  5. Axel:

    Debemos vivir el tiempo de Dios, porque Dios es Amor y todo lo que tenemos es lo que necesitamos, lo que debemos disfrutar y agradecer día a día.

    Axel, mil gracias y recibe muchas Bendiciones!!!

  6. Excelente y significativa lectura, LLEGA AL ALMA. En verdad por lo general sólo contabilizamos lo que nos falta, y no apreciamos lo que recibimos a cada instante, y en eso es en lo que debemos enfocarnos, en agradecer por todo aquello que recibimos a diario por muy insignificante que sea, y que todo depende de nuestra actitud ante la vida.

    ¡GRACIAS!

  7. Muchas gracias Axel por estos artículos cargados de verdad y que te abren siempre los ojos. Gracias a ti y a personas que piensan así veo la vida con mucho más optimismo y la entiendo cada vez más.

    Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *