Esta imagen del gato que se mira en el espejo y se ve a sí mismo como un león aparece en diferentes sitios web que promueven actividades relacionadas con la autoestima.

Imagen de un gato viéndose al espejo como si fuera un león

Pero siempre que la veo pienso que cualquier relación de amor, incluida la que tenemos con nosotros mismos, se debilita si está basada en fantasías. Cuando lo que nos gusta de alguien es algo irreal o ilusorio, tarde o temprano tendremos un desengaño.

El gato de la imagen bien podría mirarse en el espejo y verse tal como realmente es y aún así sentirse hermoso, perfecto y feliz.

Pero es cierto que las personas con un bajo nivel de autoestima deben revisar la imagen que tienen de sí mismas, porque normalmente esa autoimagen está distorsionada y suele mostrar rasgos que en general son perfectamente normales, pero que aparecen exagerados como si se tratara de defectos inaceptables.

La idea es que podamos vernos tal como somos… y aún así aceptarnos y querernos incondicionalmente.

La siguiente es una escena de la película «Angel-A», del director francés Luc Besson. El protagonista se encuentra con su propio «ángel de la guarda», un ángel muy especial…

Todos podemos hacer una lista de las cosas que nos gustaría tener y no tenemos… y tal vez nunca podamos alcanzar. Pueden ser rasgos o cualidades personales o pueden tener que ver con nuestra realidad «exterior», relacionadas con nuestro trabajo, nuestros ingresos, nuestras relaciones, etc.

Pero hay diferentes maneras de desear. Tenemos muchos deseos que pueden cumplirse o no sin que esto nos afecte profundamente. Pero cuando sentimos que nuestra felicidad depende de alcanzar determinadas metas, cuando sentimos que nuestra felicidad exige que se cumplan primero determinadas condiciones, entonces estamos en problemas.

Es que la verdadera felicidad es un estado interno que no tiene que ver con posesiones ni relaciones ni rasgos personales. Es un estado de plenitud que tiene lugar en nuestro interior y que en muy gran medida es independiente de nuestras circunstancias y de nuestras cualidades.

Algunas pistas interesantes que confirman esta proposición:

Casi sin excepciones cada momento encierra elementos maravillosos de los que podemos disfrutar… aunque sólo sea durante los breves instantes en que seamos capaces de sostener nuestra atención y apreciar lo bueno a nuestro alrededor.

En la medida que aprendamos a regalarnos el placer de disfrutar de quiénes somos y de las cosas que sí tenemos, seguramente que aprenderemos a valorarnos y a querernos tal como somos, en la comprensión de que no importa que no podamos cambiar muchas cosas de nosotros mismos o de nuestra realidad, porque aún así somos perfectamente capaces de ser felices, es decir, de vivir con alegría, plenitud y paz.

Cómo aumentar la autoestima

El ejercicio del espejo

Un ejercicio muy sencillo para aumentar la autoestima, propuesto por Louise L. Hay en su libro «Usted puede sanar su vida», consiste en mirarse en un espejo y decir en voz alta afirmaciones positivas respecto de nosotros. Podemos aprovechar cualquier oportunidad en que pasemos frente a un espejo o podemos destinar especialmente unos pocos minutos cada día a practicar este ejercicio. Incluso es suficiente un pequeño espejo de mano ya que lo más importante es encontrarnos con la propia mirada mientras repetimos nuestras afirmaciones.

Foto de Louise L. Hay

El trabajo con el espejo es muy poderoso. La mayor parte de los mensajes negativos que recibimos de niños venían de personas que nos miraban directamente a los ojos, y que quizá nos amenazaban con un dedo. Hoy, cada vez que nos miramos al espejo, casi todos nos decimos algo negativo: nos criticamos por nuestra apariencia o nos regañamos por algo. Mirarse directamente a los ojos y expresar algo positivo sobre uno mismo es, en mi opinión, la manera más rápida de obtener resultados con las afirmaciones.

Louise L. Hay

El siguiente video (muy bueno!) nos muestra ejemplos de afirmaciones positivas.

Podemos usar las afirmaciones para reconocernos cada una de las cualidades positivas que ya tenemos y también para favorecer el desarrollo de aquellas que queremos hacer crecer en nosotros.

Al repetir las afirmaciones probablemente al principio experimentemos algún grado de incomodidad y escepticismo. Y es precisamente sobre esas resistencias que actúan las afirmaciones, para conseguir finalmente reemplazar las antiguas creencias limitantes por otras positivas y saludables.

Axel Piskulic

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

Para suscribirte gratis y no perderte ningún artículo

561 comentarios en “Autoestima y autoimagen

  1. Hermoso texto de este artículo, qué regalo tan lindo, lo necesitaba en este momento cuando me estoy haciendo un tratamiento con medicina alternativa. Dios pone las personas y las cosas a tiempo, mil y mil gracias, bendiciones y mucha sabiduría para sanarnos emocional y físicamente en estos tiempos tan difíciles. Amén…

  2. Axel, esta noche, tras varias semanas re inicie la lectura de tus magníficos mensajes, sólo puedo decir que, como siempre, llegas en el momento preciso, gracias y un gran abrazo.

  3. Muchas gracias, cada mensaje, cada día, nos vuelve a enfocar o a centrar en el ser y eso nos ayuda a experimentar lo valiosos que somos y lo felices que somos y podemos ser! aDios!

  4. Hola, tengo un grave problema, yo me miro en el espejo pero no me siento, yo siento que la persona que está del otro lado no soy así, no sé por qué pero eso me deprime mucho, no veo lindo, veo a otra persona en el espejo y se que así me veo, pero no me gusta porque no siempre fui así.

    Respuesta de Axel para Noelia:

    Hola Noelia, muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje.

    Cualquiera sea nuestra situación actual, lo que siempre necesitamos para sentirnos bien es aceptarnos tal cual somos. Si no te resulta posible, puede ser una idea repetir mentalmente una sencilla oración, usando tus propias palabras, pidiendo poder aceptarte y quererte en este mismo momento, sin la necesidad de un cambio. Si nada de esto da resultado y no te resulta posible salir de este estado, tal vez sea el momento de consultar con un psicólogo.

    Pero por favor no te quedes en ese estado indefinidamente. Lo que íntimamente todos queremos es sentirnos bien. Y mientras haya un mínimo de salud, casi siempre es posible sentirse bien, casi en cualquier circunstancia.

    Los problemas surgen de la confusión de creer que sentirnos bien depende de lograr metas, de cambiar circunstancias. Y no es así. Al contrario, primero hay que sentirse bien, conformes con ser quienes somos, y luego los cambios son mucho más fáciles de lograr.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic
    Consultas personales

  5. Bellos… todos los mensajes que hasta ahora he ido leyendo día con día… recién me uní a esta página y ya la considero como un gran regalo a mi vida.

    Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *