Amarse a uno mismo

Querernos nos hace bien, nos hace felices. Y es el mejor regalo que podemos ofrecer a los demás...!!!

separador

El siguiente texto fue escrito por el Dr. Joe Vitale. La historia que nos cuenta y sus reflexiones encierran un desafío y una bendición: la realidad externa a nosotros es nuestra propia creación individual y, si aceptemos plenamente este hecho, podemos sanarla a través del amor.

La sanación de tu mundo comienza en ti:

Foto del Dr. Joe Vitale y el Dr. Ihaleakalá Hew Len

Hace unos años, escuché hablar de un terapeuta en Hawaii que curó un pabellón completo de pacientes criminales con serias patologías (locos) sin siquiera ver a ninguno de ellos. El psicólogo estudiaba la ficha del recluso y luego miraba dentro de si mismo para ver cómo él (el psicólogo) había creado la enfermedad de esa persona. En la medida en que él mejoraba, el paciente mejoraba también.

La primera vez que escuché hablar de esta historia, pensé que era una leyenda urbana. ¿Cómo podía cualquiera curar a otro tratando de curarse a si mismo? Y, ¿cómo podía, aunque fuera un verdadero maestro, con un gran poder de autocuración, sanar a criminales insanos? No tenía ningún sentido, no era lógico. De modo que descarté esta historia.

Sin embargo, la escuche nuevamente un año después. El terapeuta había usado un proceso de sanación hawaiano llamado “Ho’oponopono”. Nunca había oído hablar de esta técnica, sin embargo no podía dejar de pensar en esa historia. Si era totalmente cierta, yo tenía que saber más.

Siempre había entendido que “total responsabilidad” significaba que soy el responsable de lo que pienso y hago. Pero lo que esté mas allá, está fuera de mis manos. Creo que la mayor parte de la gente piensa lo mismo acerca de la responsabilidad: somos responsables de lo que hacemos, no de lo que los otros hacen. Pero eso no es así.

El terapeuta Hawaiano que sanó a esas personas mentalmente enfermas, el Dr. Ihaleakalá Hew Len, me enseñaría una nueva perspectiva acerca de lo que es la total responsabilidad. Probablemente hayamos hablado una hora en nuestra primera conversación telefónica. Le pedí que me contara la historia completa de su trabajo como terapeuta.

Me explicó que había trabajado en el Hospital Estatal de Hawaii durante cuatro años. El pabellón donde encerraban a los enfermos criminales era peligroso. Por regla general los psicólogos renunciaban al mes de trabajar allí. La mayor parte de los miembros del personal se enfermaban al poco tiempo o simplemente renunciaban. La gente que atravesaba el pabellón caminaba con sus espaldas contra la pared, temerosos de ser atacados por los pacientes. No era un lugar placentero para vivir, ni para trabajar ni para visitar.

El Dr. Len me dijo que el nunca vio a los pacientes. Acordó tener una oficina y estudiar los legajos. Mientras miraba esos legajos, trabajaba sobre si mismo. Y mientras lo hacía, los pacientes mejoraban.

“Luego de unos pocos meses, a los que debían permanecer encadenados se les podía permitir que caminaran libremente” me dijo. “A otros, a quienes tenían que mantener permanentemente medicados, se les podía reducir las dosis. Y algunos, que no hubieran tenido jamás la posibilidad de ser liberados, fueron dados de alta”. Yo estaba asombrado. “No solamente eso”, continuó, “sino que el personal comenzó a disfrutar de su trabajo.”

Un proceso de sanación hawaiano: Ho'oponopono

“El ausentismo y los cambios de personal disminuyeron drásticamente. Terminamos con más personal del que necesitábamos porque los pacientes eran liberados, pero todo el personal venía a trabajar. Hoy ese pabellón está cerrado.”

Aquí es, lógicamente, donde le hice la pregunta del millón de dólares: “¿Qué estuvo haciendo usted consigo mismo que provocó el cambio en esas personas?”

“Simplemente estaba sanando la parte de mí que había creado sus enfermedades”, dijo él. No entendí. El Dr. Len me explicó que la total responsabilidad se extiende a todo lo que está presente en tu vida, simplemente porque está en tu vida. Es tu responsabilidad en un sentido literal. Todo el mundo es tu creación.

¡Uau! Esto es muy difícil de aceptar. Ser responsable por lo que yo hago o digo es una cosa. Pero ser responsable por lo que cualquiera que esté en mi vida haga o diga, es otra muy distinta. Si asumes completa responsabilidad por tu vida, entonces todo lo que ves, escuchas, saboreas, tocas o experimentas, de cualquier forma, es tu responsabilidad. Esto significa que la actividad terrorista, el presidente de tu país, la economía o cualquier cosa que experimentas y no te gusta, están allí para que tu las sanes. No existen, por decirlo así, excepto como proyecciones que salen de tu interior. El problema no está ahí afuera, está en ti, y para resolverlo, tú debes cambiar.

Sé que esto es difícil de aceptar, mucho menos de vivirlo realmente. Echarle a otro la culpa es mucho más fácil que asumir la total responsabilidad. Pero mientras hablaba con el Dr. Len, comencé a comprender que esta sanación tan particular, el Ho’oponopono, significa amarse plenamente a uno mismo.

Si deseas mejorar tu vida, debes sanar tu vida. Si deseas curar a cualquiera, aún a un criminal mentalmente enfermo, lo haces curándote a ti mismo.

Le pregunté al Dr. Len cómo se curaba a si mismo, qué era lo que hacía exactamente cuando miraba los legajos de los pacientes.

“Simplemente decía ‘Lo siento’ y ‘Te amo’, una y otra vez” explicó él: “Lo siento… Te amo.”

“¿Sólo eso?”

“Sólo eso.”

“Resulta que amarte a ti mismo es la mejor forma de mejorarte a ti mismo. Y mientras te mejoras a ti mismo, mejoras tu mundo.”

Permíteme darte un rápido ejemplo de como funciona esto: en una oportunidad recibí un e-mail muy agresivo, que me desequilibró. Normalmente hubiera intentado manejar la situación trabajando sobre mis aspectos emocionales más negativos o tratando de razonar con la persona que envió el mensaje. Esa vez decidí probar el método el Dr. Len. Me puse a pronunciar silenciosamente “lo siento” y “te amo”. No lo decía a nadie en particular. Simplemente estaba invocando el espíritu del amor para sanar, dentro de mí, lo que estaba creando esa circunstancia externa.

En el término de una hora recibí otro e-mail de la misma persona. Se disculpaba por el mensaje anterior. Ten presente que no realicé ninguna acción externa que provocara la disculpa. Ni siquiera contesté el mensaje. Sin embargo, sólo diciendo “te amo”, de algún modo sané dentro de mí lo que estaba creando en él.

Ho'oponopono: Dr. Joe Vitale y Dr. Ihaleakalá Hew Len

Más tarde asistí a un taller de Ho’oponopono dirigido por el Dr. Len, que tiene ahora más de 70 años y es un chaman venerable y solitario.

Alabó mi libro, “El Factor Atractivo”. Me dijo que mientras yo me mejore a mí mismo, la “vibración” de mi libro aumentará y todos lo sentirán cuando lo lean. En resumen: a medida que yo me mejore, mis lectores mejorarán.

“¿Y qué pasará con los libros que ya he vendido y han salido de mí?” pregunté.

“No han salido realmente”, explicó una vez más soplando en mi mente su sabiduría mística. “Aún están dentro de ti”. En resumen: no hay afuera. Me llevaría un libro entero intentar explicar esta técnica con la profundidad necesaria, para transmitir algo así como que cuando desees mejorar cualquier aspecto o situación en tu vida, hay sólo un lugar donde intentarlo: dentro de ti. Y cuando mires allí, hazlo con amor”.

Dr. Joe Vitale

Ho'oponopono - Qué es y cómo se practica

Más acerca de Ho’oponopono

La técnica de Ho’oponopono nos permite sanar nuestra mente. Si vemos situaciones desagradables a nuestro alrededor, estarían reflejando áreas de nuestra propia mente que necesitan sanación.

Hemos aceptado la creencia en que hay personas y situaciones “ahí afuera” con las que no estamos unidos y que están fuera de nuestro control. Sólo nos queda intentar cambiarlas o negociar con ellas o adaptarnos.

En cambio esta técnica, Ho’oponopono, propone que somos 100% responsables de todo lo que pasa a nuestro alrededor. Entonces, cada vez que algo desagradable pase a formar parte de nuestras vidas, cualquier suceso o encuentro que nos resulte molesto en cualquier forma, podemos sanar la parte de nuestra mente que lo creó o que lo convocó.

Cómo utilizar la técnica de Ho’oponopono:

Axel Piskulic

Ho'oponopono - Qué es y cómo se practica
Compartir este artículo en Google +

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo en Facebook, Twitter o Google +

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

  1. Oscar dice:

    Me separé hace poco, me pidieron que me vaya a fin de año y me fui antes, me fui por amor antes, y día a día repito las palabras. Voy en buen camino creo, primero sentí dolor, ahora paz.

  2. Martha dice:

    Hola, soy Martha, me gusta todo lo que sea para mejorar y cambiar. Por los comentarios siento que es una buena técnica y que lo podemos usar para cualquier situación negativa. Te doy gracias por hacerlo conocer, mi problema es el dinero, tengo que decir la misma frase o hay otras. Te agradezco de corazón.

    Hasta pronto.

    Respuesta de Axel para Martha:

    Hola Martha, muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje!

    La técnica se aplica siempre de la misma manera. Lo más aconsejable es practicarla así, que por otro lado es la manera original como nos llegó Ho’oponopono.

    También se sugiere repetir “palabras gatillo”, algo así como una forma abreviada de practicar Ho’oponopono. El el caso de la “abundancia” la palabra gatillo sería llovizna. Pero si no hay una emoción profunda al practicar la técnica, probablemente la realidad no cambie. Es que la realidad refleja nuestro mundo interno, nuestras emociones más frecuentes… y repetir una palabra de manera mecánica no parece la mejor manera de realizar un cambio verdadero en nuestras vidas.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic
    Consultas personales

  3. Valle Teresa Bompart dice:

    Buenas tardes, desde el día 7 de mayo que me hablaron de este proceso HO’OPONOPONO, vengo sintiendo paz. Perdóname por todas esa situaciones dolorosas que se encuentran mis memorias. Necesito que me informe donde dictan estos Talleres en Caracas, Venezuela, para continuar adquiriendo conocimientos sobre esta técnica.

    Respuesta de Axel:

    Hola, muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje!

    No tengo información acerca de actividades en Venezuela, pero si algún otro visitante comparte aquí alguna actividad en tu país te envío la información por mail.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic
    Consultas personales

  4. Ignacio dice:

    Realmente he vivido durante años situaciones muy complicadas, complejas y destructivas en un porcentaje alto en mi vida, siempre buscando soluciones en psicólogos y médicos psiquiatras, tomando psicofármacos para calmar mis depresiones agudas, mis fobias, mis temores y mi ansiedad generalizada. Un cierto día escuché hablar acerca del Ho’oponopono y no presté mucha atención, pero como practico algo de metafísica es como que el tema sí o sí me involucraba, tengo algunas palabras que quizás puedan ayudar a alguien que pasó por mi situación: practiquen el Ho’oponopono, crean ya. Bendiciones, lo siento… perdón… te amo… gracias!!!

  5. Vicky dice:

    Hola Axel,

    Ayer empecé a poner en práctica este método de sanación y hoy buscando por Internet he descubierto tu página y he hecho la suscripción.

    Mi motivo para ello es que debido a la fuerte crisis actual mi marido y yo nos quedamos sin trabajo, él sigue sin tenerlo y yo puse una pequeña boutique que no acaba de funcionar, es muy importante y necesario que funcione para que podamos llegar a nuestra jubilación. Y también tengo un hijo que está terminando la carrera pero que no entiende por la difícil situación que estamos pasando y está provocando fuertes conflictos en la familia.

    Axel, ¿tú crees que el método Ho’oponopono puede funcionar en mi caso?

    Te felicito por tus artículos que iré leyendo.

    Y agradezco mucho tu atención.

    Un saludo también a todos los seguidores.

    Lo siento, perdóname, te amo, gracias.

    Vicky

    Respuesta de Axel para Vicky:

    Hola Vicky, muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje!

    La técnica se aplica cada vez que vemos o experimentamos algo que nos resulta desagradable. No hay otra regla. Entonces tu situación efectivamente puede mejorar aplicando Ho’oponopono. Y si sólo mejorara por tu cambio positivo de actitud y por aprender a cambiar angustia o dolor por emociones positivas… ese ya sería un cambio muy positivo en tu vida.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic
    Consultas personales

  6. Adriana Castañeda dice:

    Hola, soy Adriana de Colombia, de la Ciudad de Medellín, me gustaría mucho que vinieran acá a dictar los cursos… Me encanta el Ho’oponopono, estoy en mi búsqueda espiritual y me conecto mucho con todo esto. Un abrazote grande para todos.

  7. Águeda dice:

    Gracias, por una casualidad hace un par de días encontré la información, la leí y desde ese momento la estoy practicando, aprendiendo y entendiendo cómo funciona. Pero lo cierto es que me da mucha paz, y sé que todo se está solucionando.

  8. Nelson Santana dice:

    Muy interesante, quiero conocer más.

  9. Myriam dice:

    Hola, es muy agradable para mi poder practicar esta técnica del Ho’oponopono… hace bastante tiempo la practicaba a diario, con cada cosa que veía, cada situación, cada momento, agradeciendo siempre al universo y a Dios… luego la fui dejando de lado y todo a mi alrededor comenzó a andar mal, mi casa, mi trabajo, mis hijos… ahora retomé esas prácticas y siento que todo va mejorando… GRACIAS por compartirla… Dios los bendiga a todos/as… un gran abrazote!!!

  10. Andrea dice:

    ¡Me parece muy bueno!

  11. Nora dice:

    Hace un tiempo me enseñaron el Ho’oponopono y de verdad que mi vida ha cambiado y cada vez que puedo lo comparto para ayudar… lo siento, perdón, te amo, gracias. 😉

  12. Miriam Vigistain dice:

    Buen día, soy Miriam, por una casualidad en mi vida encontré una persona viajando, no sé por qué pero Dios me la mandó. Me enseñó en qué se basa el Ho’oponopono y lo empecé a hacer. Me siento bien, quisiera saber cuándo hay otro encuentro en Buenos Aires. Gracias… y gracias a esta persona que se cruzó en mi camino.

    Respuesta de Axel para Miriam:

    Hola Miriam, muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje!

    El próximo Taller de Ho’oponopono en Buenos Aires es el sábado 14 de mayo: Aquí más información…

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic
    Consultas personales

  13. Adriana dice:

    Hace un mes empecé a conocer de esta filosofía que me tiene encantada, lo practicaré por el resto de mis días, ya ni se me olvida, empiezo a notar cómo las personas me sonríen más y ya no tengo esa percepción de que les caigo mal, todo transcurre en total calma y deseo todos los milagros del mundo, porque me lo merezco, gracias gracias e infinitas gracias.

  14. Nadia dice:

    Gracias, tenía mucho que no leía algo tan profundo y tan cierto, pense que como dice el artículo yo soy responsable por mí, no por los demas, y ahora me doy cuenta de que estamos conectados, en verdad gracias, espero poder ayudar a todos y sobre todo a mi familia, a mi hermana.

    Namaste

  15. Tessy dice:

    Lo siento, perdóname, te amo, gracias.

  16. Hugo Alberto dice:

    Hace un poco más de un año, una amiga nos enseñó sobre el Ho’oponopono, pero no le puse mucha atención. Hoy comencé su práctica, veremos…

  17. Paula dice:

    Gracias por tanta información!…

    Estaba ansiosa buscando “ALGO” hacía tiempo… y no sabía exactamente qué… pero sí sabía que estaba relacionado con lo espiritual, con Dios, con la Sabiduría interior, con la Esencia del Ser…

    Indagaba por Internet buscando respuestas… diferentes clases y prácticas de cursos espirituales, hasta que llegué aquí: al HO’OPONOPONO.

  18. Angy dice:

    Gracias por todo este conocimiento. Descubrimiento para mi vida que refleja a su vez en los demás. Lo había dejado y hoy un cliente me lo recordó.

    Gracias!!!!

  19. Sonia Leon dice:

    Practico hace muy poco el Ho’oponopono y los resultados son maravillosos. Mi vida era un caos completamente, con cadenas dolorosas desde que tengo uso de razón. Hoy tengo 48 años y doy gracias a Dios por haber descubierto el Ho’oponopono. Gracias…

  20. Ana dice:

    Hola!

    He practicado Ho’oponopono con mi hijo de dos años. Pasó por un periodo de fiebre y vómitos, durante 3 días. Se le quitó la alergia. Pero a los pocos días tengo un conflicto con él y le ha aparecido. No sé qué hacer ahora, si esperar o seguir con la práctica.

    Gracias

  21. Marisol Moreno dice:

    Gracias por compartir la sabiduría y el conocimiento… Es grato encontrar quien nos quiera enseñar a tener una mejor convivencia con nosotros mismos y el mundo en general.

    El Ho’oponopono es una técnica extraordinaria y sanadora.

    Gracias…

  22. Claudia dice:

    Hola, soy maestra de Reiki y ayudo a muchas personas en los centros de salud y en mi casa, todo gratuitamente. He leído esto y del Ho’oponopono y la verdad que me resulta muy interesante, empecé a practicarlo y la verdad que me siento mejor, a ver si puedo informarme.

  23. Marcela dice:

    Hola, hermoso artículo, descargué la guía para comenzar a aplicarlo en mi vida. Mi consulta Axel es cómo aplicar esta técnica a una situación específica. Yo siempre he tenido problemas en el amor, he tenido pocas y no muy buenas parejas, me ha costado encontrar esa persona especial y entiendo ahora la responsabilidad de uno mismo en eso… Pero no sé cómo aplicar esta técnica para cambiar esta realidad. Saludos y muchas gracias por este blog y tus enseñanzas.

    Respuesta de Axel para Marcela:

    Hola Marcela, muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje.

    La técnica se aplica siempre de la misma manera, no hay casos particulares o diferentes. Por ejemplo, frente a una soledad no deseada, o frente a un conflicto con nuestra pareja, o frente a una dolorosa separación, podemos comprender que estamos involucrados en la creación de esas situaciones y podemos experimentar gratitud por el infinito poder creador que nos fue concedido y por la posibilidad de crear desde hoy mismo algo diferente… y repetir mentalmente: “Lo siento, te amo, por favor perdóname, gracias”.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic
    Consultas personales

  24. Elizabeth dice:

    Hola!! Como todos ustedes, siempre estoy en búsqueda espiritual y creo firmemente en las energías que salen de uno… son las que vuelven. Sin ir más lejos hoy llegué muy contenta al trabajo, de un ánimo increíble, pero (soy de carácter fuerte) me pasé de la raya retando a alguien por su conducta dentro de su horario laboral del cual soy su superior. Terminé mi jornada con un terrible dolor de cabeza y descompuesta. Nada es casualidad… voy a probar esta técnica y después les cuento cómo me va!! Saludos a todos y lo mejor para ustedes!! Gracias Axel por compartir esto con nosotros!!

  25. Agnes dice:

    Buenas tardes! ¿Esto se puede aplicar para conseguir el empleo que tanto estoy necesitando?

    Respuesta de Axel para Agnes:

    Hola Agnes, muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje.

    Ho’oponopono se aplica a cualquier situación que nos resulte desagradable. Y claro que esa situación desagradable puede ser “tener un trabajo que no nos gusta” o “estar desocupados”, o cualquier otra situación relacionada con el trabajo… o con cualquier otra área de nuestras vidas.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic
    Consultas personales

  26. Mayela Navarro dice:

    Hola, soy Mayela… estoy leyendo y es super interesante, siempre estoy en una constante búsqueda espiritual, a pesar de ser positiva hay momentos en que me siento sola, con una gran tristeza y con un gran vacío y me pregunto a mí misma por qué… y no lo sé. A partir de hoy empezaré a practicar el Ho’oponopono, gracias por compartir la información. Bendiciones para todos.

  27. Chabuca Palacios dice:

    Gracias por compartir esta maravillosa información, gratamente impresionada, saludos de Arequipa (Perú), bendiciones.

  28. Patricia dice:

    Hola!!!! No hace mucho tiempo que comencé a practicarlo… y me ha servido mucho, es como que al limpiar lo que está en nuestro interior se limpia el exterior, no sé bien cómo explicarlo pero me han sucedido cosas muy buenas y otras no tanto… estoy en un proceso de cambio y descubrimiento.

    Gracias, Gracias…

  29. Rafi Navia dice:

    ¿El Ho’oponopono se puede hacer para cambiar alguna situación de trabajo o algo así?

    Respuesta de Axel para Rafi:

    Hola! Muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje.

    Ho’oponopono se aplica a cualquier situación que consideremos desagradable… incluidos los problemas en el trabajo, por ejemplo.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic
    Consultas personales

  30. Rafi Navia dice:

    Bueno, me hacía un poco de gracia el nombre de Ho’oponopono. Cuando decidí poner en práctica esta técnica llevaba como un año con un dolor grandísimo en el lado derecho de mi cintura y al hacerla se me fue.

  31. Margarita Cipriani dice:

    Hola, me parece interesante todo esto. Es la primera vez que hago lectura sobre el Ho’oponopono. Conocí a una persona muy especial y con una vibra muy buena que por primera vez me habló sobre Ho’oponopono. Agradecere me envien informacion sobre como iniciar a practicarlo y qué se debe de dejar de hacer física, alimenticia y mentalmente para tener buenos resultados. Gracias.

    Respuesta de Axel para Margarita:

    Hola Margarita! Muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje.

    Este es el enlace para suscribirse y así recibir más información (es gratis y sólo lleva un minuto!): clic aquí para suscribirse.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic
    Consultas personales

  32. Tommy Mtz dice:

    Millón de gracias por compartir sus conocimientos, gracias, gracias, gracias.

  33. Kahuana dice:

    Buenos días, soy una ferviente buscadora de la verdad, a veces me canso y me dejo arrastrar por la “realidad” y me deprimía regularmente. Desde pequeña siento la inquietud de buscar el significado de mi vida, recuerdo hacerme esta pregunta una vez en casa, no sé ni qué edad tenía, pero recuerdo la sensación que tuve, el vacío, la nada y sólo me repetía una y otra vez quien “soy quien, soy quien soy, quien soy…” y mientras más me lo preguntaba, me sumergía en esa sensación de la nada que no sé cómo explicar, y de repente decidí quedarme, y salí del trance… nunca más lo volví a hacer. Ahora pienso que si hubiera continuado quizás hubiera alcanzado el Nirvana o algo así, lo que sí me sucedió es que desde entonces siento que no encajo en este cuerpo, en esta realidad, de vez en cuando me siento extraterrestre o impropia, inadecuada o incorrecta, no armonizo con nadie más que con la soledad y la flora… quizás un psicólogo tenga nombre para lo que me pasa, ¿alguien se ha sentido así? ¿Cómo alguien que se sienta como yo podría aplicar esta técnica del Ho’oponopono? No creo en nada y sin embargo he leído tanto y creído en tanto…

    Respuesta de Axel para Kahuana:

    Hola! Muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje, por compartir tu experiencia.

    Ho’oponopono es una técnica muy pero muy sencilla y se aplica siempre igual. Se aplica cuando vemos, recordamos o experimentamos algo (cualquier cosa) que nos resulte desagradable… y bien puede aplicarse frente a una estado de ánimo. Normalmente aplicamos Ho’oponopono frente a eventos “externos”, es decir, situaciones que suceden a nuestro alrededor. Pero nuestro cuerpo y nuestro ego también son “externos” respecto de nuestra parte esencial… nosotros no somos un cuerpo ni somos un ego.

    En tu caso parece haber una sensación de incomodidad o de falta de armonía frente a tu realidad y perfectamente puede aplicarse Ho’oponopono tal como describe el artículo o como se explica en esta Introducción a Ho’oponopono.

    Pero también son ciertas estas palabras de Hermann Hesse:

    “Quien no encaja en el mundo, está siempre cerca de encontrarse a sí mismo.”

    Tal vez esta sensación que muchas personas compartimos es lo que nos impulsa a recorrer nuestro camino de autoconocimiento y evolución.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic
    Consultas personales

  34. Mary Calua dice:

    Hola, Soy Mary y asistí a un taller de Ho’oponopono hace una semana buscando limpiar los errores que tenía dentro de mí y ahora siento que entendí mejor de qué se trata todo… es tan sencillo saber que sólo deseando lo mejor y sin juzgar ni culpar y sólo pensando en entregar lo mejor puedes llegar a tener esa paz interior. Hoy estoy practicando lo aprendido y me siento aliviada, bendecida, y lo único que quiero es poder transmitir esa luz que siento dentro de mí. Recomiendo tener esta filosofía de vida pues Dios nos enseñó a ser fuente de amor y si aprendemos a vivir bajo estos conceptos, lo único que vendrá a nosotros también será amor. Bendiciones a todos!

line
Sitio web implementado por Axel Piskulic