Amarse a uno mismo

Querernos nos hace bien, nos hace felices. Y es el mejor regalo que podemos ofrecer a los demás...!!!

separador

El siguiente texto fue escrito por el Dr. Joe Vitale. La historia que nos cuenta y sus reflexiones encierran un desafío y una bendición: la realidad externa a nosotros es nuestra propia creación individual y, si aceptemos plenamente este hecho, podemos sanarla a través del amor.

La sanación de tu mundo comienza en ti:

Foto del Dr. Joe Vitale y el Dr. Ihaleakalá Hew Len

Hace unos años, escuché hablar de un terapeuta en Hawaii que curó un pabellón completo de pacientes criminales con serias patologías (locos) sin siquiera ver a ninguno de ellos. El psicólogo estudiaba la ficha del recluso y luego miraba dentro de si mismo para ver cómo él (el psicólogo) había creado la enfermedad de esa persona. En la medida en que él mejoraba, el paciente mejoraba también.

La primera vez que escuché hablar de esta historia, pensé que era una leyenda urbana. ¿Cómo podía cualquiera curar a otro tratando de curarse a si mismo? Y, ¿cómo podía, aunque fuera un verdadero maestro, con un gran poder de autocuración, sanar a criminales insanos? No tenía ningún sentido, no era lógico. De modo que descarté esta historia.

Sin embargo, la escuche nuevamente un año después. El terapeuta había usado un proceso de sanación hawaiano llamado “Ho’oponopono”. Nunca había oído hablar de esta técnica, sin embargo no podía dejar de pensar en esa historia. Si era totalmente cierta, yo tenía que saber más.

Siempre había entendido que “total responsabilidad” significaba que soy el responsable de lo que pienso y hago. Pero lo que esté mas allá, está fuera de mis manos. Creo que la mayor parte de la gente piensa lo mismo acerca de la responsabilidad: somos responsables de lo que hacemos, no de lo que los otros hacen. Pero eso no es así.

El terapeuta Hawaiano que sanó a esas personas mentalmente enfermas, el Dr. Ihaleakalá Hew Len, me enseñaría una nueva perspectiva acerca de lo que es la total responsabilidad. Probablemente hayamos hablado una hora en nuestra primera conversación telefónica. Le pedí que me contara la historia completa de su trabajo como terapeuta.

Me explicó que había trabajado en el Hospital Estatal de Hawaii durante cuatro años. El pabellón donde encerraban a los enfermos criminales era peligroso. Por regla general los psicólogos renunciaban al mes de trabajar allí. La mayor parte de los miembros del personal se enfermaban al poco tiempo o simplemente renunciaban. La gente que atravesaba el pabellón caminaba con sus espaldas contra la pared, temerosos de ser atacados por los pacientes. No era un lugar placentero para vivir, ni para trabajar ni para visitar.

El Dr. Len me dijo que el nunca vio a los pacientes. Acordó tener una oficina y estudiar los legajos. Mientras miraba esos legajos, trabajaba sobre si mismo. Y mientras lo hacía, los pacientes mejoraban.

“Luego de unos pocos meses, a los que debían permanecer encadenados se les podía permitir que caminaran libremente” me dijo. “A otros, a quienes tenían que mantener permanentemente medicados, se les podía reducir las dosis. Y algunos, que no hubieran tenido jamás la posibilidad de ser liberados, fueron dados de alta”. Yo estaba asombrado. “No solamente eso”, continuó, “sino que el personal comenzó a disfrutar de su trabajo.”

Un proceso de sanación hawaiano: Ho'oponopono

“El ausentismo y los cambios de personal disminuyeron drásticamente. Terminamos con más personal del que necesitábamos porque los pacientes eran liberados, pero todo el personal venía a trabajar. Hoy ese pabellón está cerrado.”

Aquí es, lógicamente, donde le hice la pregunta del millón de dólares: “¿Qué estuvo haciendo usted consigo mismo que provocó el cambio en esas personas?”

“Simplemente estaba sanando la parte de mí que había creado sus enfermedades”, dijo él. No entendí. El Dr. Len me explicó que la total responsabilidad se extiende a todo lo que está presente en tu vida, simplemente porque está en tu vida. Es tu responsabilidad en un sentido literal. Todo el mundo es tu creación.

¡Uau! Esto es muy difícil de aceptar. Ser responsable por lo que yo hago o digo es una cosa. Pero ser responsable por lo que cualquiera que esté en mi vida haga o diga, es otra muy distinta. Si asumes completa responsabilidad por tu vida, entonces todo lo que ves, escuchas, saboreas, tocas o experimentas, de cualquier forma, es tu responsabilidad. Esto significa que la actividad terrorista, el presidente de tu país, la economía o cualquier cosa que experimentas y no te gusta, están allí para que tu las sanes. No existen, por decirlo así, excepto como proyecciones que salen de tu interior. El problema no está ahí afuera, está en ti, y para resolverlo, tú debes cambiar.

Sé que esto es difícil de aceptar, mucho menos de vivirlo realmente. Echarle a otro la culpa es mucho más fácil que asumir la total responsabilidad. Pero mientras hablaba con el Dr. Len, comencé a comprender que esta sanación tan particular, el Ho’oponopono, significa amarse plenamente a uno mismo.

Si deseas mejorar tu vida, debes sanar tu vida. Si deseas curar a cualquiera, aún a un criminal mentalmente enfermo, lo haces curándote a ti mismo.

Le pregunté al Dr. Len cómo se curaba a si mismo, qué era lo que hacía exactamente cuando miraba los legajos de los pacientes.

“Simplemente decía ‘Lo siento’ y ‘Te amo’, una y otra vez” explicó él: “Lo siento… Te amo.”

“¿Sólo eso?”

“Sólo eso.”

“Resulta que amarte a ti mismo es la mejor forma de mejorarte a ti mismo. Y mientras te mejoras a ti mismo, mejoras tu mundo.”

Permíteme darte un rápido ejemplo de como funciona esto: en una oportunidad recibí un e-mail muy agresivo, que me desequilibró. Normalmente hubiera intentado manejar la situación trabajando sobre mis aspectos emocionales más negativos o tratando de razonar con la persona que envió el mensaje. Esa vez decidí probar el método el Dr. Len. Me puse a pronunciar silenciosamente “lo siento” y “te amo”. No lo decía a nadie en particular. Simplemente estaba invocando el espíritu del amor para sanar, dentro de mí, lo que estaba creando esa circunstancia externa.

En el término de una hora recibí otro e-mail de la misma persona. Se disculpaba por el mensaje anterior. Ten presente que no realicé ninguna acción externa que provocara la disculpa. Ni siquiera contesté el mensaje. Sin embargo, sólo diciendo “te amo”, de algún modo sané dentro de mí lo que estaba creando en él.

Ho'oponopono: Dr. Joe Vitale y Dr. Ihaleakalá Hew Len

Más tarde asistí a un taller de Ho’oponopono dirigido por el Dr. Len, que tiene ahora más de 70 años y es un chaman venerable y solitario.

Alabó mi libro, “El Factor Atractivo”. Me dijo que mientras yo me mejore a mí mismo, la “vibración” de mi libro aumentará y todos lo sentirán cuando lo lean. En resumen: a medida que yo me mejore, mis lectores mejorarán.

“¿Y qué pasará con los libros que ya he vendido y han salido de mí?” pregunté.

“No han salido realmente”, explicó una vez más soplando en mi mente su sabiduría mística. “Aún están dentro de ti”. En resumen: no hay afuera. Me llevaría un libro entero intentar explicar esta técnica con la profundidad necesaria, para transmitir algo así como que cuando desees mejorar cualquier aspecto o situación en tu vida, hay sólo un lugar donde intentarlo: dentro de ti. Y cuando mires allí, hazlo con amor”.

Dr. Joe Vitale

Ho'oponopono - Qué es y cómo se practica

Más acerca de Ho’oponopono

La técnica de Ho’oponopono nos permite sanar nuestra mente. Si vemos situaciones desagradables a nuestro alrededor, estarían reflejando áreas de nuestra propia mente que necesitan sanación.

Hemos aceptado la creencia en que hay personas y situaciones “ahí afuera” con las que no estamos unidos y que están fuera de nuestro control. Sólo nos queda intentar cambiarlas o negociar con ellas o adaptarnos.

En cambio esta técnica, Ho’oponopono, propone que somos 100% responsables de todo lo que pasa a nuestro alrededor. Entonces, cada vez que algo desagradable pase a formar parte de nuestras vidas, cualquier suceso o encuentro que nos resulte molesto en cualquier forma, podemos sanar la parte de nuestra mente que lo creó o que lo convocó.

Cómo utilizar la técnica de Ho’oponopono:

Axel Piskulic

Ho'oponopono - Qué es y cómo se practica
Compartir este artículo en Google +

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo en Facebook, Twitter o Google +

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

  1. Miriam Tremont dice:

    Lo siento, te amo, por favor perdóname… Las palabras mágicas que lo cambian todo. Lo estoy practicando y siento esa paz que tanto buscamos.

    Gracias a la divinidad, todos somos AMOR…

  2. Angélica dice:

    Hola, estas frases me ayudan a salir de la depresión y ansiedad generalizada, siento un nudo en la garganta…

  3. María dice:

    Muchas gracias, no lo conocía, y es de gran utilidad.

  4. Susana Sevilla dice:

    Gracias, Gracias, Gracias, estamos pasando en la familia una situación un tanto difícil. Esto ha llegado a mis manos en un momento triste y sin saber bien qué podía hacer para ayudar. Yo practico esta maravillosa oración, entiendo que uno se perdona a sí mismo, por los errores cometidos y aprendo a amarme, pero lo que no sabía es que podía sanar mi entorno, las situaciones desagradables que venían de fuera.

    LO SIENTO, POR FAVOR PERDÓNAME, TE AMO, GRACIAS!!!!!!

  5. Patricia Elena dice:

    Es una técnica hermosa, y tan simple, la practico desde el año pasado. Me ha llenado de amor…

    Lo siento, perdóname, gracias, te amo.

  6. Patricia Elena dice:

    Lo practico desde el año pasado, realmente es mágico… estoy curando mucho mi alrededor y a mí… es una técnica hermosa y simple…

    LO SIENTO, PERDONAME, GRACIAS TE AMO.

  7. Miriam Tremont dice:

    Gracias, lo siento, te amo, por favor perdóname. Gracias, estas palabras me llegaron hoy como magia del cielo, siento mucha tristeza en mi corazón señor Axel gracias.

  8. Anna dice:

    Buenas, es muy interesante esta “nueva” técnica porque es sobre todo aliviadora y creo que es eso lo que todos buscamos… Alivio.

    Me gusta y pienso practicarla.

  9. Ana Miriam Lopez dice:

    Mil gracias por compartir estos conocimientos desde lo divino que hace que desde nosotros encontremos el equilibrio y todo nuestro entorno fluya desde el amor.

  10. Beatriz dice:

    Gracias! Estoy muy entusiasmada con esta forma de trabajar. Hace muchos años que andaba en la búsqueda y con esto se me cerraron dudas y logré incorporar en mi mente, alma y corazón estos conocimientos. Les amo, gracias…

    Bea

  11. Rosa dice:

    Me gustó por lo simple. Hace tiempo, no mucho, que fui descubriendo como que todo pasa por mí y que debía de alguna manera amarme para poder amar, que debía buscar un equilibrio en mis dichos, comentarios para entender y hacerme entender… Lo atribuía a maduración en mi persona… Leyendo veo que la profundidad del ser es más simple de lo que pensaba. Voy a leerlo y a practicarlo.

    Abrazos

  12. Xiomara Henriquez dice:

    Me encantó la experiencia del Dr. Len, me estoy iniciando en el tema y me ha ido excelente, Lo siento, perdóname, gracias, te amo.

  13. María dice:

    Una gran enseñanza, me llegó en el momento indicado. Desde el primer día que lo practiqué me solucionó los problemas de salud que me aquejaban. Estoy feliz, todo se me soluciona. Lo practico en todo momento y en cualquier lugar.

    Gracias por compartirlo.

  14. Olga dice:

    Hola, hace algún tiempo una prima que vive en Utah, Estados Unidos, me habló de este arte. Lo he venido practicando y creo que la gente tiene razón, es mágico. Me gustaría enfocarme o si puedes darme los gatillos, tips o claves sobre el dinero, en este tema no me va muy bien hace mucho tiempo y quiero cambiarlo.

    Mil gracias!!!

    Éxitos

    Lo siento, perdóname, te amo, gracias!!!

    Respuesta de Axel para Olga:

    Hola Olga!

    Muchas gracias por la visita. Ho’oponopono se aplica de la misma manera para cualquier situación. La clave pasa por sentir que somos ciento por ciento responsables de nuestras experiencias.

    Cuando estas técnicas parecen no funcionar, es una buena oportunidad para revisar nuestra actitud, nuestras creencias, etc.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel

  15. Elisa dice:

    Esta Filosofía me ha cambiado la vida… todo fluye en armonía… y en cuanto se presenta algo negativo me responsabilizo y limpio y sano mis memorias… mis hijos, familia, pareja, amigas y trabajo están sanando conmigo… El Ho’oponopono es MAGIA PURA!!!… LSPGTA

  16. Nuvis dice:

    Buen día Axel. Gracias por compartir con cada uno de nosotros tan maravillosa técnica de sanación y perdón.

    Simplemente Gracias, Gracias, Gracias.

    Mil bendiciones para usted.

  17. Tere Ortiz dice:

    Buen día,

    Gracias recién escuché de esta técnica en la radio y quise saber más para aplicarlo en mi vida, en mi persona, en mi familia y en todo cuanto me rodea, agradezco mucho toda esta información.

    Lo siento, te amo, perdóname, gracias, gracias, gracias.

  18. Tatiana dice:

    Gracias al Ho’oponopono puedo sacar de mi alma, mente y corazón lo que realmente estorba y no me sirve, en mi vida nunca había escuchado de esto hasta que gracias a un compañero de trabajo que me habló del tema, comencé a leerlo y a practicarlo y mi vida está empezando a cambiar, sé que los cambios duelen y hasta pueden afectar, pero si lo que haces, lo haces diciendo… “LO SIENTO, PERDÓNAME, TE AMO”, ya tu vida empieza a tomar un rumbo de satisfacción…

    Mil gracias

  19. Tere dice:

    Necesito sanar y limpiar mi karma de vidas pasadas, además de hacer regresar parte de mi alma que se quedó atrás en una época de mi vida pasada. Con ésta técnica del Ho’oponopono, ¿puedo lograr las dos cosas? Y si es así, ¿como puedo hacerlo? Espero pueda ayudarme.

    GRACIAS

    Respuesta de Axel para Tere:

    Hola Tere!

    Al practicar Ho’oponopono, nuestra mente va siendo sanada en relación con cada episodio desagradable que vemos o padecemos actualmente… y siempre que nos acordemos de practicar la técnica, claro!

    Lo que es sanado o “limpiado” en nuestra mente tiene que ver con memorias o creencias pasadas, que aún continúan manejando nuestras vidas.

    Entonces, sí vas a ver esos cambios que estás necesitando.

    Y para aplicar la técnica, hay unas sencillas instrucciones al final de este artículo. Además, al suscribirte al blog se puede descargar una introducción a Ho’oponopono, que se titula “Ho’oponopono – Qué es y cómo se practica”.

    Clic aquí para suscribirse gratis y recibir ese archivo gratuito.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic

  20. Gloria dice:

    Hola, es la primera vez que entro, en esta técnica tan sanadora, quiero aprender a utilizarla, necesito perdonar, entender a los demás y a mí misma, a sanar mi dolor, es tanto lo que tengo que aprender, gracias por tanto amor. Lo siento, perdóname, te amo, gracias…

  21. Sandra Serrano dice:

    Es maravilloso descubrir la fuerza de esas palabras, de “te amo, lo siento, perdóname”. Y espero practicarlas a diario para arreglar mi vida y ayudar a contribuirle a los demás.

    Mil gracias

  22. Kique dice:

    Hola, desde hace un tiempo (y sin ningún resultado aparente) empecé a usar las frases invocando a Dios por mi salud, pues llevo mucho tiempo estando enfermo y quiero curarme. Pero recién hoy, al leer esta página, empiezo a entender que PRIMERO debo pedir por los demás que están alrededor para yo empezar a mejorar y estoy decidido a lograrlo. Gracias, Lo siento, Perdóname, Te amo, Gracias, Muchas Gracias.

  23. Zulma Yaly Melo Mora dice:

    Este arte de limpieza interior lo conozco desde el año pasado por intermedio de una tía. Me llamó mucho la atención y empecé a practicar las 4 palabras y he visto resultados. Lo difícil es repetir con constancia pero yo sé que lo podemos lograr todos para que veamos los resultados y el cambio de este mundo que está cada día al revés. Seguiré estudiando y practicando, lo importante es que aceptemos que nosotros somos los responsables de cada situación.

  24. Martha Escamilla dice:

    Gracias por compartirnos esta maravillosa técnica. Quisiera ponerla en práctica, ¿por favor me explican como empezar?

    Gracias

    Respuesta de Axel para Martha:

    Hola Martha! Muchas gracias por la visita y por tu mensaje.

    En el propio artículo (de más arriba) hay una breve explicación acerca de cómo comenzar.

    Y luego, las personas que se suscriben reciben un archivo gratuito con más información. Te dejo el enlace para suscribirse (es gratis!): http://eepurl.com/uM5B5

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic

  25. José dice:

    Axel estoy un poco confundido, ¿quién específicamente es la divinidad?, ¿tiene que ver con alguna religión? Si no fuese así, a quién específicamente debo de idealizar para que sane la parte de mi.

    Respuesta de Axel para José:

    Hola José! Muchas gracias por la visita.

    Estamos más acostumbrados al concepto de “Dios”. Para mí son equivalentes. Y para las personas que no sean creyentes, pueden equiparar a la divinidad con el universo o la creación.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel

  26. María Fabiola Pinzón dice:

    Gracias por lo que mencionan. Pido a quien lo lea que me ayuden a sanar de depresión, tristeza, ansiedad.

    LO SIENTO, PERDÓNAME, TE AMO, GRACIAS.

  27. Lorena Narvaez dice:

    Muchas gracias, es lo que estaba buscando… tengo mucho que sanar en mi vida y perdonar también.

    Lo siento, te amo, perdóname, gracias…

    Un gran abrazo de gratitud.

  28. Rafa dice:

    Hola me llamo Rafa y estoy de proceso de curación de un amor que se fue o me dejó. Muy herido, tocado con mucho dolor. Hoy me han hablando de este método, me gustaría sanar mi corazón que quedó viudo, es la mejor palabra que lo describe. Hago meditación, vivo en Ibiza, voy casi todos los días a ver puestas de sol, a cargarme las pilas, meditar y dejar ir poco a poco este dolor tan grande y este vacío que tengo. Me gustaría ayuda para poder superar mejor este gran desamor.

    Un saludo

    Rafa

  29. Rubiel Rivera Rivera dice:

    Soy Rubiel Rivera Rivera, hace unos meses vengo practicando con mi ser divino y el de cada ser humano y es maravilloso, he descubierto que lo único cierto y verdadero que cada uno de nosotros tenemos es el ser divino, el yo superior es el tesoro más grande, es esa luz divina que soluciona todo y lo más hermoso y maravilloso de mí y de todos uds. que lean mi narración es que está dentro de cada uno de nosotros, me siento inmensamente feliz de poder regalarles este precioso regalo, he ahí si cada uno de uds. lo acoge y se dedica hacer milagros divinos, no cuesta nada y es infinitamente poderoso, que Dios mi padre les envíe a cada uno de uds. el Espíritu Santo para que acojan esta maravillosa verdad que todo el mundo la está buscando en otra parte y es tan maravilloso saber que la encontramos dentro de cada uno de nosotros… Que Dios los bendiga y conviertan todo lo imposible en posible. Me gustaría compartir con todo el mundo esta maravillosa verdad y celebrarla por siempre…

  30. Ana Breton dice:

    Es maravilloso saber que con estas bellas palabras: lo siento, te amo, y además perdóname, gracias, podríamos agregar, te comprendo, te abrazo, te quiero, son palabras liberadoras que traen paz a nuestro espíritu y a nuestro corazón.

    Gracias por éste regalo tan maravilloso.

    Un abrazo.

    Mahalo.

  31. Rafael dice:

    Agradecería algo de ayuda, ya que creo que la merezco, jeje. No olviden que fui el salvador, al menos así era en mi mente. Intenté salvar el mundo de la forma más lógica que pude, lo di todo… y ahora me siento vacío y ridículo. Me ha hecho gracia leer lo de la responsabilidad y lo de que es nuestro mundo, el de cada uno y el de todos a la vez, todo conectado, todo único. De verdad creí que cada uno tiene el potencial de cambiar el mundo. Yo lo intenté, pero me faltó dosis de realidad. Si alguno de ustedes vivía en Barcelona en febrero de este año puede que viese a un tipo ido en el metro con aires de salvador…

  32. Rafael dice:

    Hola. Hace un tiempo que ando bastante raro… Hace un año tuve, por mí mismo, la revelación de que este era mi universo, responsabilidad absoluta. Me daba bastante cuenta, relacionando las cosas de que es verdad que cada uno crea su realidad. Sentí todo el peso del mundo. Fue muy duro, perdí la cabeza creyendo que era todo responsabilidad mía, no supe manejar esto y tuvo consecuencias graves en mi vida. Por suerte no fue más grave, ya que sufrí una hipo manía al desvariar y creer que iba a salvar el mundo mediante un diluvio universal. Y que todo estaba a mi cargo. Sentí el peso del mundo hasta que no pude más. Ahora siento una gran vergüenza por aquello, reniego de todo, de la sanación, de la sabiduría, no quiero ni ver a gente, sobre todo a gente conocida. Desde luego no conocía estas palabras, de haberlas conocido igual no me habría pasado esto… Ya no quiero salvar el mundo, ni tengo fuerzas de cambiar nada, muchas veces pienso mierda de vida y mierda yo mismo.

  33. Rosario dice:

    Estoy en proceso de sanación de alma… esto me ayudará mucho para seguir adelante… al comenzar a leer, dije: más de lo mismo, de tantas cosas que he leído… pero mi corazón me dijo que siguiera leyendo… y sentí paz al repetir las palabras mágicas… Gracias, lo siento, perdóname, te amo… mil gracias…

  34. Juan Capdevila dice:

    Histórico bello, sanador. Soy Médico y no lo puedo creer…

  35. Georgina dice:

    Gracias por compartir estos conocimientos y experiencias.

  36. Georgina dice:

    Me parece mágico, voy a poner en práctica.

    Gracias

  37. Gloria dice:

    He empezado a leer sobre esta técnica y sé que traerá cambios en mi vida y en las personas que están a mi alrededor. Lo necesitaba, mi hijo necesita cambios en su vida y yo seré uno de ellos. Lo siento, perdóname, gracias, te amo.

  38. Pilar Gómez dice:

    Me interesa saber qué libros de autoayuda me pueden recomendar.

    Gracias

    Respuesta de Axel para Pilar:

    Hola Pilar! Muchas gracias por la visita.

    Siempre recomiendo los libros de Louise L. Hay (por ejemplo, “Usted puede sanar su vida”, de Esther y Jerry Hicks (por ejemplo, “Pide y se te dará” o “Pide y se te dará – Cuaderno de trabajo”), de Eckhart Tolle (por ejemplo, “El poder del ahora”.

    Y acerca de Ho’oponopono, siempre releo “Cero límites”, de Joe Vitale.

    Pero te sugiero que sigas investigando y que vayas encontrando tus propios libros o autores favoritos.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel

  39. Antonio dice:

    Llevo más o menos un mes practicando estas cuatro palabras y la verdad, siento que todo en mi vida es más tranquilo y que ya no me dejo llevar por sentimientos que puedan estar generado más problemas en las personas que comparto. Es una hermosa realidad.

  40. Lourdes dice:

    Soy maestra y a diario debo trabajar con niños muy inquietos, traviesos, yo vi esta técnica y me ha dado excelentes tesultados con ellos. “Lo siento, perdóname, te amo, gracias”… la utilizo a cada momento.

    Gracias por la técnica.

  41. Lenneth dice:

    Quiero aprender la técnica, la he practicado sin resultado alguno, pero sé que lo lograré.

  42. Ana dice:

    Creo que estoy algo confundida… a quien nos dirigimos al decir “lo siento” “perdóname” “te amo” “gracias”… ¿a la divinidad, a nosotros mismos o a la persona que queremos que sane? Tengo un hijo que me trae de cabeza el cual deseo que sane en muchos aspectos… pero no lo logro… tal vez algo este fallando…

    Respuesta de Axel para Ana:

    Hola Ana! Muchas gracias por la visita y por tu mensaje.

    Al practicar Ho’oponopono nos dirigimos siempre a la divinidad.

    Y lo que estamos pidiendo es la sanación de nuestra propia mente, no deberíamos enfocarnos en que nuestro entorno va a cambiar. Pedimos que nuestra mente sane, luego veremos cambios afuera.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel

  43. Yessi Nanú dice:

    1000% recomendado!!! Esta técnica es maravillosa desde todo punto de vista!! Hace unos 3 meses que la practico diariamente y con mucha fe, soltando mis memorias y llenándome a cambio de paz y amor, algo que no es fugaz sino tangible y permanente!!! Doy gracias a Dios por haberme guiado por este camino donde la magia sucede día a día!!!

    Gracias, gracias, gracias!!!

  44. Dorae dice:

    Maravilloso, lo estoy practicando y es en verdad milagroso. Gracias por compartirlo. Lo siento, perdóname, gracias, te amo.

  45. José dice:

    Me encanto!!! Hermoso, voy a ponerlo mas en práctica.

    GRACIAS

  46. Norberto dice:

    Cuando te sale todo bien ganas y cuando pierdes aprendes, que es otra forma de ganar más. El Ho’oponopono es una magnífica forma de ganar aprendiendo.

    GRACIAS.

  47. Gisel dice:

    Es la primera vez que busco información acerca de la técnica del Ho’oponopono, hay emociones que quiero curar y transformar, un pasado que quiero perdonar, empezaré a ponerlo en práctica.

    Gracias y bendiciones.

  48. Carmen dice:

    Sencillamente hermoso… Nada sucede de manera arbitraria y esta técnica de sanación ha llegado a mí para enseñarme a amarme a mí misma. Gracias por compartir este tesoro invalorable.

    Lo Siento, Perdóname, Gracias, Te Amo.

line
footer
Sitio web implementado por Axel Piskulic