Amarse a uno mismo

Querernos nos hace bien, nos hace felices. Y es el mejor regalo que podemos ofrecer a los demás...!!!

separador

El siguiente texto fue escrito por el Dr. Joe Vitale. La historia que nos cuenta y sus reflexiones encierran un desafío y una bendición: la realidad externa a nosotros es nuestra propia creación individual y, si aceptemos plenamente este hecho, podemos sanarla a través del amor.

La sanación de tu mundo comienza en ti:

Foto del Dr. Joe Vitale y el Dr. Ihaleakalá Hew Len

Hace unos años, escuché hablar de un terapeuta en Hawaii que curó un pabellón completo de pacientes criminales con serias patologías (locos) sin siquiera ver a ninguno de ellos. El psicólogo estudiaba la ficha del recluso y luego miraba dentro de si mismo para ver cómo él (el psicólogo) había creado la enfermedad de esa persona. En la medida en que él mejoraba, el paciente mejoraba también.

La primera vez que escuché hablar de esta historia, pensé que era una leyenda urbana. ¿Cómo podía cualquiera curar a otro tratando de curarse a si mismo? Y, ¿cómo podía, aunque fuera un verdadero maestro, con un gran poder de autocuración, sanar a criminales insanos? No tenía ningún sentido, no era lógico. De modo que descarté esta historia.

Sin embargo, la escuche nuevamente un año después. El terapeuta había usado un proceso de sanación hawaiano llamado “Ho’oponopono”. Nunca había oído hablar de esta técnica, sin embargo no podía dejar de pensar en esa historia. Si era totalmente cierta, yo tenía que saber más.

Siempre había entendido que “total responsabilidad” significaba que soy el responsable de lo que pienso y hago. Pero lo que esté mas allá, está fuera de mis manos. Creo que la mayor parte de la gente piensa lo mismo acerca de la responsabilidad: somos responsables de lo que hacemos, no de lo que los otros hacen. Pero eso no es así.

El terapeuta Hawaiano que sanó a esas personas mentalmente enfermas, el Dr. Ihaleakalá Hew Len, me enseñaría una nueva perspectiva acerca de lo que es la total responsabilidad. Probablemente hayamos hablado una hora en nuestra primera conversación telefónica. Le pedí que me contara la historia completa de su trabajo como terapeuta.

Me explicó que había trabajado en el Hospital Estatal de Hawaii durante cuatro años. El pabellón donde encerraban a los enfermos criminales era peligroso. Por regla general los psicólogos renunciaban al mes de trabajar allí. La mayor parte de los miembros del personal se enfermaban al poco tiempo o simplemente renunciaban. La gente que atravesaba el pabellón caminaba con sus espaldas contra la pared, temerosos de ser atacados por los pacientes. No era un lugar placentero para vivir, ni para trabajar ni para visitar.

El Dr. Len me dijo que el nunca vio a los pacientes. Acordó tener una oficina y estudiar los legajos. Mientras miraba esos legajos, trabajaba sobre si mismo. Y mientras lo hacía, los pacientes mejoraban.

“Luego de unos pocos meses, a los que debían permanecer encadenados se les podía permitir que caminaran libremente” me dijo. “A otros, a quienes tenían que mantener permanentemente medicados, se les podía reducir las dosis. Y algunos, que no hubieran tenido jamás la posibilidad de ser liberados, fueron dados de alta”. Yo estaba asombrado. “No solamente eso”, continuó, “sino que el personal comenzó a disfrutar de su trabajo.”

Un proceso de sanación hawaiano: Ho'oponopono

“El ausentismo y los cambios de personal disminuyeron drásticamente. Terminamos con más personal del que necesitábamos porque los pacientes eran liberados, pero todo el personal venía a trabajar. Hoy ese pabellón está cerrado.”

Aquí es, lógicamente, donde le hice la pregunta del millón de dólares: “¿Qué estuvo haciendo usted consigo mismo que provocó el cambio en esas personas?”

“Simplemente estaba sanando la parte de mí que había creado sus enfermedades”, dijo él. No entendí. El Dr. Len me explicó que la total responsabilidad se extiende a todo lo que está presente en tu vida, simplemente porque está en tu vida. Es tu responsabilidad en un sentido literal. Todo el mundo es tu creación.

¡Uau! Esto es muy difícil de aceptar. Ser responsable por lo que yo hago o digo es una cosa. Pero ser responsable por lo que cualquiera que esté en mi vida haga o diga, es otra muy distinta. Si asumes completa responsabilidad por tu vida, entonces todo lo que ves, escuchas, saboreas, tocas o experimentas, de cualquier forma, es tu responsabilidad. Esto significa que la actividad terrorista, el presidente de tu país, la economía o cualquier cosa que experimentas y no te gusta, están allí para que tu las sanes. No existen, por decirlo así, excepto como proyecciones que salen de tu interior. El problema no está ahí afuera, está en ti, y para resolverlo, tú debes cambiar.

Sé que esto es difícil de aceptar, mucho menos de vivirlo realmente. Echarle a otro la culpa es mucho más fácil que asumir la total responsabilidad. Pero mientras hablaba con el Dr. Len, comencé a comprender que esta sanación tan particular, el Ho’oponopono, significa amarse plenamente a uno mismo.

Si deseas mejorar tu vida, debes sanar tu vida. Si deseas curar a cualquiera, aún a un criminal mentalmente enfermo, lo haces curándote a ti mismo.

Le pregunté al Dr. Len cómo se curaba a si mismo, qué era lo que hacía exactamente cuando miraba los legajos de los pacientes.

“Simplemente decía ‘Lo siento’ y ‘Te amo’, una y otra vez” explicó él: “Lo siento… Te amo.”

“¿Sólo eso?”

“Sólo eso.”

“Resulta que amarte a ti mismo es la mejor forma de mejorarte a ti mismo. Y mientras te mejoras a ti mismo, mejoras tu mundo.”

Permíteme darte un rápido ejemplo de como funciona esto: en una oportunidad recibí un e-mail muy agresivo, que me desequilibró. Normalmente hubiera intentado manejar la situación trabajando sobre mis aspectos emocionales más negativos o tratando de razonar con la persona que envió el mensaje. Esa vez decidí probar el método el Dr. Len. Me puse a pronunciar silenciosamente “lo siento” y “te amo”. No lo decía a nadie en particular. Simplemente estaba invocando el espíritu del amor para sanar, dentro de mí, lo que estaba creando esa circunstancia externa.

En el término de una hora recibí otro e-mail de la misma persona. Se disculpaba por el mensaje anterior. Ten presente que no realicé ninguna acción externa que provocara la disculpa. Ni siquiera contesté el mensaje. Sin embargo, sólo diciendo “te amo”, de algún modo sané dentro de mí lo que estaba creando en él.

Ho'oponopono: Dr. Joe Vitale y Dr. Ihaleakalá Hew Len

Más tarde asistí a un taller de Ho’oponopono dirigido por el Dr. Len, que tiene ahora más de 70 años y es un chaman venerable y solitario.

Alabó mi libro, “El Factor Atractivo”. Me dijo que mientras yo me mejore a mí mismo, la “vibración” de mi libro aumentará y todos lo sentirán cuando lo lean. En resumen: a medida que yo me mejore, mis lectores mejorarán.

“¿Y qué pasará con los libros que ya he vendido y han salido de mí?” pregunté.

“No han salido realmente”, explicó una vez más soplando en mi mente su sabiduría mística. “Aún están dentro de ti”. En resumen: no hay afuera. Me llevaría un libro entero intentar explicar esta técnica con la profundidad necesaria, para transmitir algo así como que cuando desees mejorar cualquier aspecto o situación en tu vida, hay sólo un lugar donde intentarlo: dentro de ti. Y cuando mires allí, hazlo con amor”.

Dr. Joe Vitale

Ho'oponopono - Qué es y cómo se practica

Más acerca de Ho’oponopono

La técnica de Ho’oponopono nos permite sanar nuestra mente. Si vemos situaciones desagradables a nuestro alrededor, estarían reflejando áreas de nuestra propia mente que necesitan sanación.

Hemos aceptado la creencia en que hay personas y situaciones “ahí afuera” con las que no estamos unidos y que están fuera de nuestro control. Sólo nos queda intentar cambiarlas o negociar con ellas o adaptarnos.

En cambio esta técnica, Ho’oponopono, propone que somos 100% responsables de todo lo que pasa a nuestro alrededor. Entonces, cada vez que algo desagradable pase a formar parte de nuestras vidas, cualquier suceso o encuentro que nos resulte molesto en cualquier forma, podemos sanar la parte de nuestra mente que lo creó o que lo convocó.

Cómo utilizar la técnica de Ho’oponopono:

Axel Piskulic

Ho'oponopono - Qué es y cómo se practica
Compartir este artículo en Google +

Si te gustó este artículo, por favor...

No te vayas sin compartirlo en Facebook, Twitter o Google +

No te vayas sin dejar tu comentario

No te vayas sin suscribirte gratis por mail... Gracias!

  1. Jenny dice:

    Es impresionante, Gracias Axel por recordarnos que somos responsables y que podemos cambiar las circunstancias que nos desagraden utilizando Ho’oponopono, en vez de considerarnos víctimas.

    Dios te bendiga.

  2. Bertha Caraballo dice:

    Necesito más información sobre esta técnica. Gracias, se los agradezco.

  3. Patricia dice:

    Hola! Quisiera saber más de esta técnica. Me interesa muchísimo…

    Bendiciones

  4. Rosa dice:

    Es primera vez que escucho y leo sobre el tema, me parece muy interesante sobre la limpieza de nuestro interior y de lo que debemos reconocer nuestras responsabilidades. Desde este momento lo pongo en práctica. Muchas gracias, estaremos en contacto.

  5. Martín dice:

    Hola!! Es estupendo vivir y seguir descubriendo las cosas que la vida tiene para regalarnos apenas ayer nos mencionaron a mi esposa y a mí sobre Ho’oponopono y ahorita que acabamos de leer el texto del Dr. y los comentarios estamos agradecidos con la vida y con Dios por darnos cada día más conocimiento sobre la vida. Luz, paz, amor y bendiciones para todos. Por favor nos gustaría saber más.

  6. Lilian dice:

    Hola: tengo una gran necesidad de entender de qué se trata esto… lo digo así porque lo estoy sintiendo, sólo que no sé por donde comenzar a aprender…

  7. Damarit dice:

    Gracias, acaba de llegarme el correo y pude bajar la descripción gratis, ojala acá en mi ciudad se dieran cursos sobre esta técnica, soy de Chillan, Región del Bio-Bio de Chile.

    Gracias, gracias, gracias…

  8. Damarit dice:

    Encuentro realmente buena esta técnica de la cual no sabía mucho hasta ahora y traté de suscribirme, pero aún no me llega el correo y me gustaría tener más información o saber qué libros debo leer para saber más al respecto, ya que tengo muchos libros de autoayuda que me han ayudado muchísimo en mi vida a mejorar muchos aspectos y deseo poder practicar esta técnica.

    Gracias, gracias, gracias…

  9. Magda Quiroga dice:

    Hola,

    Estoy apenas iniciando con el Ho’oponopono gracias a mi médico, pero no tengo claro cómo puede ayudarme a sanar las enfermedades por muy graves que parezcan. Gracias.

  10. Daiwa Hip dice:

    Hola, me llama mucho la atención esta técnica de sanación. ¿Podrías explicarme hacia quien o a que van dirigidas estas bellas palabras?

    ¿A mí? ¿A Dios? ¿A una divinidad? ¿A otra persona?

    Por favor ayúdame porque necesito sanarme yo y mi entorno.

    Respuesta de Axel para Daiwa:

    Hola! Muchas gracias por la visita.

    Al decir “Lo siento, te amo” nos estamos dirigiendo a la Divinidad (a Dios, si nos resulta un concepto más familiar), y le estamos expresando que lamentamos haber utilizado nuestro infinito poder creador para atraer a nuestras vidas una situación desagradable. Y le estamos expresando nuestra gratitud por sanar la parte de nuestra mente que atrajo esa situación.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic

  11. Soledad dice:

    Quiero saber si esta técnica ayuda en la resolución de los problemas económicos.

    Gracias.

    Respuesta de Axel para Soledad:

    Hola Soledad! Muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje.

    Ho’oponopono se aplica a cualquier situación que consideremos desagradable… incluidos los problemas económicos.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic

  12. Santiago dice:

    Hola, llevo varios días oyendo sobre Ho’oponopono y me ha parecido muy interesante. ¿Podrían recomendarme un libro sobre el tema?

    Lo siento mucho, por favor perdóname, te amo gracias.

    Respuesta de Axel para Santiago:

    Hola Santiago! Muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje.

    Te recomiendo el libro “Cero límites”, de Joe Vitale.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic

  13. Solange dice:

    Hola! La verdad que lo entendí mejor… Mi hermana siempre me dice que en situaciones malas o si alguien me habló mal, q diga “Lo siento, Perdón, Te amo”. La verdad que nunca le llevé el apunte… pero voy a empezar a aplicarlo en mi vida ♡

  14. Armando Leon dice:

    Muchas gracias por compartir todos los testimonios… perdóname, los amo!

  15. Jimmy e dice:

    Qué regalo tan grande me dio la vida cuando mi novia Pao me habló de esto y me pidió que escuchara sobre el tema. Ahora le estoy muy agradecido y mi amor hacia ella se ha hecho muy grande.

  16. Jean Tiba dice:

    Muy interesante me gusta, hace casi una semana tuve una situación incomoda y me deprimió un poco. Buscando información consegui el Ho’oponopono y me interesé mucho, quisera más información, gracias, gracias!!

  17. Rocío Palomino dice:

    Qué bonito, muchas gracias.

  18. Eliana dice:

    Cada vez que leo cosas de Ho’oponopono me hace tan bien que quisiera recibir más información sobre amarse a uno mismo, que me estaría haciendo mucha falta.

  19. Luciana Sosa dice:

    Hola, me llamo Luciana y me gustaría saber practicar esta técnica. Supe de Ho’oponopono vendiendo libros. “Lo siento, te amo, perdóname y gracias” son palabras permanentes en mi vida diaria… igual siento muchas veces que no me funcionan… me gustaría saber más… tener tres hijos adolescentes en donde los límites no tienen el poder que tenían antes me resulta un poco difícil, dominar las situaciones, quizas la culpa me sobrepase y ahí es cuando al poner un límite no puedo sostenerlo.

    Muchas gracias.

    Luciana

  20. Iraima dice:

    Estoy muy feliz por estos conocimientos, me siento muy segura de poder alcanzar la solución a todos mis problemas, gracias por la oportunidad.

    Iraima F.

  21. Yassna dice:

    Llevo muy poquito practicando Ho’oponopono pero aún así mi vida ha cambiado. Me gustaría que me enviaran más información para orientarme. Un beso a todos.

  22. Carmen dice:

    Gracias por tan bellas reflexiones. Deseo me envíen a mi correo tan lindos mensajes.

    A sus órdenes,

    Carmen

    Respuesta de Axel para Carmen:

    Hola Carmen! Muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje.

    Ya te suscribí y te envié por mail el archivo de Ho’oponopono que ofrezco a las personas que se suscriben.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic

  23. Olga Lucía García Hoyos dice:

    Hola, muchas gracias. Soy paciente renal y lo estoy praticando, gracias.

  24. Alba dice:

    Buenas tardes, fue mi hija la que me enseñó esta práctica, y a ella se la dio la médica que la trata. Comencé a escuchar el audio, me gustó mucho, en momentos de desasosiego lo escucho y me da tranquilidad y lo mismo hago cuando me encuentro en una situación de fragilidad. Me sirvió mucho, acabo de divorciarme y me ha servido cantidad para poder liberarme de culpas, de miedos y tomar la decisión de emprender un nuevo camino.

    Gracias

  25. María Disla dice:

    Supe reciente que existía el Ho’oponopono, estoy leyendo y me está interesando mucho, me gustaría que me enviaran las informaciones necesarias para poner compenetrarme cada ve más.

    Ademas que estoy sufriendo de pánico al conducir que me está causando muchos problemas, y estoy sufriendo por ello, mucho le agradecería ayuda.

  26. Yelitza dice:

    Hola, me gusta. Ya en algunas oportunidades he aplicado la repetición de las palabras “lo siento, perdóname, te amo, gracias” y he sentido una tranquilidad espiritual, aunque es poco lo que conozco de Ho’oponopono.

    Gracias por guiar este proceso mental espectacular para reconocer nuestros errores.

    Muchas gracias.

  27. Ana Airaldo dice:

    Recién lo leo, aconsejada por mi hija. Me parece muy interesante ya que quiero ser mejor persona y todo es bienvenido.

    Gracias

  28. Cristian Briceño dice:

    He estado practicando Ho’opoonopono desde hace tres años y los cambios en mi vida han sido absolutamente increíbles. Solía ser una persona prepotente, perfeccionista y muy ansiosa, por ser rechazada por mi entorno. He tomado las riendas de mi vida y sólo agradezco a Dios, porque a pesar de atravesar por un divorcio, después de 33 años de casada, me siento libre, serena y con muchas ganas de emprender un nuevo rumbo en mi vida. Las palabras mágicas: lo siento, perdóname, te amo, gracias. Se han convertido en parte de mí. El asumir mi total responsabilidad, por todo cuanto acontece en mi vida, me ha dado una fortaleza y una manera más asertiva de enfrentar la vida. Divinidad, gracias, gracias, gracias.

  29. Carmen dice:

    Leí sobre ésta técnica en el libro “La llave”, de Joe Vitale, y me parecieron fascinantes los cambios que se obtuvieron. Confieso no ser constante en la práctica de ésta técnica, pero me libera y me siento en paz y plenitud total conmigo misma cuando en ocasiones la practico. Me propongo desde hoy ser consciente de la responsabilidad total que tengo en mi entorno.

    Gracias y bendiciones

  30. Leticia Zarza Torres dice:

    Buen Día, muchas gracias por su artículo es muy interesante, llevo un tiempo siendo consciente de que necesito encontrarme, amarme y aceptarme, y aunque he visto muchas herramientas para lograr lo que necesito no he podido ponerlas en práctica, por favor, si pudieran ustedes compartir más información les agradeceré. Dios les Bendice y Gracias por su atención.

  31. Yris dice:

    Estoy tan emocionada y feliz de saber que puedo transformar esta vida llena de problemas que tengo. Mil gracias, lo practicaré con mucha fe.

  32. Narciso dice:

    Hola, mi nombre es Narciso, estuve leyendo sus comentarios, me interesa y me gustaría saber más de estas técnicas, Gracias.

  33. Miriam Hillmann dice:

    Gracias, gracias, gracias, son mis palabras de todos los días hacia el universo por todo lo que soy y por todo lo que vendrá. Esta técnica llegó a mí a través de mi nutricionista. La busqué, me puse a leer y quiero aprender a amarme, perdonarme y dar gracias… para así poder enmendar lo malo o el daño que pude haber provocado. Gracias, gracias, gracias.

  34. Elvis Sierra Ortega dice:

    Mi vecina me comentó acerca de Ho’oponopono y quisiera que me ayudaran a encontrarme conmigo, a ser feliz, a no sentirme así como estoy, sin norte.

    Respuesta de Axel para Elvis:

    Hola Elvis, lamento mucho que estés pasando por una etapa difícil. Por favor no dejes de suscribirte para recibir más información que tal vez te ayude a cambiar tu realidad y a sentirte mejor (clic aquí para suscribirte).

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic

  35. Stella Maris dice:

    Quisiera aportar que Ho’oponopono no se hace para arreglar a otro o para otros, se hace para sanar uno mismo. A la vez que nos sanamos nosotros, se sanan los demás. Pero aclarar esto: Ho’oponopono es para uno mismo. Gracias, te amo.

  36. Delia Mendoza Monsivais dice:

    No había escuchado esta técnica. Me gustó mucho, quisiera saber mas sobre Ho’oponopono para poder sanar muchas cosas que llevo dentro y no he podido sanar.

  37. Juan dice:

    Soy muy incrédulo en este tipo de técnicas que se presentan como milagrosas… pero también creo que las personas, las cosas y acontecimientos no llegan por casualidad… empezaré a practicarla y ya dejaré mis comentarios acerca de su efectividad…

  38. Juana Morales Valencia dice:

    Hola, sí me gustó esta filosofía pero todavía me es muy confusa, algunas cosas que no comprendo pero sí siento que son verdad y es cuestión de desarrollar mi mente, mi cuerpo, mi espíritu, mi vida y mi alma.

    Gracias

  39. Sandra Sosa dice:

    Me encanta esta técnica, si pueden enviarme más información, gracias.

  40. Javier Robles Borboa dice:

    Gracias por compartir cada una de sus experiencias, tengo tiempo practicando el Ho’oponopono sin esperar nada por ello y por nada específico, porque en la vida se tienen situaciones adversas múltiples, simplemente lo practico a diario para mí y mi situación y entorno ha cambiado, no les puedo asegurar si es por ello pero es increíble que desde que empecé esta práctica (y lo sigo haciendo sin esperar nada) todo en mi alrededor ha cambiado. Practíquenlo para sí diariamente lanzando las palabras al espacio sin esperar nada.

    Te amo
    Lo siento
    Perdóname
    Gracias

    Que la divinidad esté con ustedes.

  41. Roberto dice:

    Practico Reiki y tengo un amigo con muchos problemas y le suelo dar sesiones pero no termina de arrancar. Una amiga le ha dicho que practique el Ho’oponopono, al leer este articulo me pregunto: ¿tiene que practicar él o nosotros?

    Un abrazo y muchas gracias.

    Respuesta de Axel para Roberto:

    Hola Roberto! Muchas gracias por la visita.

    Si vemos en nuestra realidad situaciones que no nos gustan es señal de que podemos beneficiarnos con la práctica de Ho’oponopono. Desde este punto de vista, entonces, todos los involucrados que decidan aplicar la técnica frente a una situación desagradable serán beneficiados, parte de sus mentes serán sanadas y esto ayudará a la liberación de cada involucrado para que la situación desagradable se resuelva o deje de formar parte de sus vidas.

    Pero para que la práctica de Ho’oponopono sea efectiva es necesario alcanzar la convicción personal de que estamos involucrados en la creación o atracción de estas situaciones que nos parecen negativas. Entonces no está mal sugerirle a otros que practiquen la técnica pero puede ser un poco ingenuo de nuestra parte creer que el otro comprenderá inmediatamente lo que propone Ho’oponopono (que es ciento por ciento responsable de sus experiencias) y que se decida a practicar la técnica con la convicción necesaria.

    Mi sugerencia entonces es que cada uno aplique la técnica para sanar su propia mente y sin ninguna expectativa respecto de los problemas en la vida de otras personas. Si vemos situaciones desagradables en nuestras vidas… entonces nosotros necesitamos Ho’oponopono porque nosotros somos ciento por ciento responsables de nuestras experiencias.

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic

  42. Caro dice:

    Estoy practicando Ho’oponopono para cortar los problemas que he atraído a través de una separación y están empezando a cambiar las cosas. Por ejemplo no me hablaba, no me dirijía la palabra y ya empezo a contestar los correos para los aspectos de los niños.

  43. Ángeles dice:

    Me encantó la sencilles del Dr. para sanarnos. Gracias.

  44. Blanca Gonzales Sobrino dice:

    Infinitas gracias por esta técnica maravillosa, sólo comento que lo estoy practicando desde hace dos meses y se están produciendo milagros en mi vida,

    Bendiciones de luz y amor.

  45. Beatriz dice:

    Me encanto el Ho’oponopono, pero quisiera saber qué debo hacer o decir cuando se tiene un familiar con malos vicios, lo demás está todo correcto a mí me ayudó mucho en mi matrimonio!!!!

    Respuesta de Axel para Beatriz:

    Muchas gracias por la visita y por dejar tu mensaje.

    La técnica de Ho’oponopono se aplica siempre de la misma manera… porque lo que estamos pidiendo es siempre lo mismo: que sea sanada la parte de nuestra mente que es la causa de que veamos “afuera” tal o cual problema. Practicar Ho’oponopono es siempre igual de fácil!

    Te mando un gran abrazo…!!!

    Axel Piskulic

  46. Carmen dice:

    Agradecerles por esta técnica que lo dan a conocer a muchas personas que tienen muchos problemas y se sienten estresados… desearles éxitos y sigan adelante ayudando a más…

line
Sitio web implementado por Axel Piskulic